Últimas noticias Hemeroteca

Adjudicada la restauración del retablo de San Juan Bautista en la Anunciación

Por casi 90.000 euros, la empresa Gora Restauraciones de Arte S.L. será la encargada de acometer estos trabajos

Detalle de la imagen de Jesús en el retablo de San Juan Bautista de la Anunciación /

La Universidad de Sevilla (US) ha adjudicado por un importe total, sin impuestos, de 89.016 euros la restauración del retablo de San Juan Bautista de la Iglesia de la Anunciación -ejemplo paradigmático de la tipología denominada de 'arco de triunfo', cuya concreta morfología deriva directamente de los que se realizan en la propia ciudad de Sevilla en la segunda mitad del siglo XVI- según proyecto diseñado por el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico (IAPH) por encargo de la Dirección General de Cultura y Patrimonio de la Hispalense, propietaria del monumento.

Según la documentación consultada, los trabajos, que tendrán una duración de diez meses, se han concedido a Gora Restauraciones de Arte S.L., única oferta recibida en el proceso de licitación, abierto y con tramitación ordinaria, y que partió de un presupuesto base de 99.699 euros (sin impuestos).

Se trata de uno de los primeros retablos realizados por Juan Martínez Montañés (1568-1649), en este caso junto al pintor Juan de Uceda, en la misma época del gran retablo del monasterio de San Jerónimo de Santiponce (Sevilla) y el de las Reverendas Madres Concepcionistas en Lima (Perú). Está dedicado a San Juan Bautista y fue de hecho para el convento de Santa María del Socorro de Sevilla, entre 1610 y 1620.

Este retablo, confeccionado para ocupar un altar lateral junto al coro de la iglesia del convento de Santa María del Socorro, está compuesto por nueve relieves escultóricos y por 13 pinturas colocadas en los laterales, hechas por otro artista. El interés de esta obra está en la perfección de los retablos montañesinos, que reproducen escenas de la vida del Precursor. Sobre la escena central aparece el nacimiento del Bautista, y en el ático la Visitación de la Virgen a Santa Isabel.

La escena central del retablo describe el Bautismo de Cristo por San Juan. Es una de las realizaciones más perfectas de Martínez Montañés, en que los sentimientos interiores de las figuras afloran al exterior: la actitud humilde de Jesús, que es bautizado, y el rostro de pasmo admirativo del Bautista. Dos ángeles a la espalda de Jesús parece que se comunican su asombro, mientras que sostienen las vestiduras de Cristo.

A pesar de ser de un tamaño mayor la figura del Bautista, la de Cristo sobresale como centro de la escena, con su gesto soberano de humildad.

El estado español adquirió el retablo en 1972 con la finalidad de instalarlo en la Iglesia de la Anunciación, que en ese momento era el templo filial del Museo de Bellas Artes de Sevilla. Allí fue ubicado definitivamente en 1974, coincidiendo con la adscripción del edificio como museo-templo a la Universidad de Sevilla.

La intervención autorizada en este bien mueble está orientada a conservar y potenciar los valores del retablo y recuperar sus funciones culturales, toda vez que la mayoría de las alteraciones y patologías observadas por los técnicos del IAPH en la obra están relacionadas con el desmontaje del enclave original de la misma, su traslado y su posterior montaje en la ubicación actual.

La actuación también está destinada combatir el envejecimiento natural de la materia, la acumulación de cera y el "notable" deterioro de la madera por un "prolongado ataque de insectos xilófagos".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?