Últimas noticias Hemeroteca

Cemex paraliza el cierre de la planta de Gádor y se sienta a negociar

La empresa paraliza el ERE que había anunciado para la fábrica

Cemez suspende el cierre de la plata de Gádor. /

 El primer golpe se ha parado, pero la amenaza sigue latente; La multinacional del cemento Cemex aceptaba ayer dejar en suspenso la presentación del Expediente de Regulación de Empleo, por cese de actividad, de las fábricas de Almería y de lloseta (Mallorca) hasta la finalización del diálogo abierto con el Ministerio de Industria, los gobiernos de Andalucía y Baleares y los sindicatos UGT y CCOO.

 

Todas las partes acordaron ayer poner en marcha una mesa de trabajo para estudiar el futuro industrial de ambas fábricas, después de que los representantes del Grupo Cemex Europa aceptara sentarse en la mesa de negociación.

Paréntesis

Para iniciar ese diálogo la empresa se comprometió a no presentar el ERE, que en el caso de Almería afectaría a alrededor de 200 trabajadores de forma directa, “hasta la finalización del diálogo que se desarrolle en la citada mesa de negociación, que celebrará reuniones de carácter semanal hasta el 31 de diciembre del presente año”, según comunicaba ayer el Ministerio de Industria en un comunicado emitido tras la celebración de esa reunión.

 

Lo que parece claro es que la empresa no renuncia al cierre de la fábrica de Gádor a corto o medio plazo y lo que entraría en discusión es la búsqueda de alternativas industriales a la paralización de la actividad.

 

Desde el comité de empresa hay un ambiente de optimismo, pero contenido, porque de los mensajes lanzados por Cemex se desprende que el cierre sigue siendo la amenaza y esa medida “no se les ha olvidado”, sostiene el presidente del Comité de Empresa de la fábrica de Gádor, Antonio Orta.

 

A pesar de ello el hecho de que se haya retrasado el ERE en 45 días abre una puerta a la esperanza de conseguir un acuerdo satisfactorio “y tenemos esos 45 días para seguir luchando; ahora que cada uno haga su trabajo”. Advierte, eso sí, que los trabajadores de Gádor mantendrán sus movilizaciones para reclamar el mantenimiento de la actividad en la planta porque consideran que es viable.

Alternativas

En ese ambiente, que se mueve entre un optimismo moderado y las dudas que se abren a partir de la postura de la empresa, que no renuncia ni al cierre ni al ERE ya anunciado. De hecho Cemex hacía pública tras la reunión su posición en las negociaciones que se abrirán hoy mismo, afirmando que seguirá adelante con el proceso de reestructuración del grupo, a partir de la conclusión de los trabajos que se desarrollen en la mesa.

 

Por si había alguna duda sobre las intenciones, la propia empresa explicaba que los trabajos de la mesa no serán tanto para replantear su política de reajuste sino “para contribuir en la búsqueda de proyectos industriales alternativos para las fábricas de Gádor y Lloseta en las que “se dejará de producir cemento”.

Viabilidad


Desde la Junta de Andalucía su presidenta, Susana Díaz, afirmaba ayer que la decisión de paralizar el ERE es “una buena noticia” porque “lo más importante es salvar los empleos”. Aboga por negociar a partir de ahora para dar continuidad a la fábrica de cementos de Gádor.

 

Por su parte el consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez, ve positiva la paralización del ERE porque “con ese ERE encima de la mesa no se puede negociar el futuro, ya que supone un riesgo para todos los trabajadores de la planta”. Hoy a las cuatro de la tarde se constituye la mesa y Sánchez advierte que “hay que poner toda la carne en el asador, estamos ante un trabajo muy duro”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?