Últimas noticias Hemeroteca

... sé irme de los sitios

Ayer, María Dolores de Cospedal anunció que renunciaba su acta de Diputada, y lo ha hecho fiel a su estilo: en diferido en forma de simulación. Y reconozco que la entiendo porque yo nunca sé cómo irme de los sitios, y a ella le ha pasado un poco lo mismo.

A comienzos de semana dejaba el cargo del Comité ejecutivo del PP pero mantenía el acta de Diputada. Que esto se traduce un poco en aquello de "la penúltima y me voy". Pero al final la cosa se fue yendo a peor y al final acabó malamente, que diría Rosalía. Ayer renunció al acta de Diputada, porque quedaba feo lo de irse por no perjudicar al partido pero no por la gente que la había votado y tal.

Pero cuesta irse de los sitios solo, cuando el resto de gente se queda. Que es en plan: "Bueno, pues me voy a ir yendo". Y coges el abrigo, pertenencias... y entonces viene el chantaje: "pero quédate un poco más", "pero qué tienes qué hacer". Y vienen las excusas tontas: "Es que me pasa el bus ahora", "Que mañana madrugo", "Que tengo ya cena en casa..." y que ninguna es verdad, porque te acabas yendo a pié pidiendo comida a domicilio y te quedas dormido al día siguiente.

Al final, la única que queda es dominar la técnica de la "bomba de humo", que viene siendo esa de desaparecer cuando nadie se da cuenta y sembrando la confusión: "¿Dónde está? Pero no se había ido al baño?". Y que para ese nos quedarán referentes como Mariano Rajoy o Carolina Bescansa.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?