Últimas noticias Hemeroteca

La historia que une a Cádiz con Pedro Sánchez...de rebote

El número 1 de Equo por la provincia al Parlamento de Andalucía, Mateo Quirós, fue entrenador del actual presidente del Gobierno en el Estudiantes

Equipo juvenil del Estudiantes en 1988-89. En el centro, de negro, Mateo Quirós. A la izquierda en la fila de abajo, Pedro Sánchez /

En la temporada 1988/1989, el club de baloncesto Estudiantes ya trabajaba con una premisa clara: formar a jugadores de club, versátiles y que se sacrificaran por sus compañeros. Con ese objetivo, el joven Mateo Quirós se puso al frente del equipo juvenil como entrenador. En esa plantilla que le tocaba manejar, un jugador destacaba en defensa sobre todos los demás: Pedro Sánchez.

“Era un jugador de equipo, muy disciplinado y muy esforzado. Era un gusto. Yo le coloqué de escolta, de número 2, y siempre lo ponía a defender al mejor jugador del otro equipo porque era muy bueno en defensa”.

De aquello hace hoy 30 años. Y esa historia tiene hoy una derivada gaditana…de rebote. El madrileño Mateo Quirós es ahora el número 1 de la lista de Equo por la provincia al Parlamento de Andalucía, y Pedro Sánchez, presidente del Gobierno.

Ambos mantienen una relación cordial de amistad, tal y como reconoce el propio Mateo Quirós. “La última vez que contacté con él fue el día del debate de la moción de censura, y lo hice por whatsapp. Antes de la votación, le deseé suerte como amigo, y me respondió agradeciéndomelo”, comenta.

Quirós era un prometedor jugador de baloncesto en la década de los 80 cuando una lesión frustró su carrera. Fue entonces cuando decidió hacerse entrenador de baloncesto y ahí conoció a Pedro Sánchez como pupilo en la cancha.

La relación entre ambos siempre estuvo marcad por la cordialidad y, de hecho, ambos entablaron una amistad que se fue alimentando durante años hasta que, pasado el año 2000, la relación se enfrió por la pérdida paulatina de contacto. Sin embargo, hace cuatro años se produjo el reencuentro en una manifestación en Madrid.

“El reencuentro fue en una concentración en la Puerta del Sol sobre la violencia machista. Fue muy agradable porque yo lo vi de reojo y no quise molestar, soy muy prudente, y él me vio, se saltó el protocolo y me pegó un gran abrazo. Fue muy entrañable, y a partir de ahí hemos retomado por lazos y, desde la distancia, sobre todo por mensajes de whatsapp”, explica.

Preguntado por qué balance hace del Gobierno de Pedro Sánchez, Quirós apunta que lo considera un gobierno “progresista en cuanto al cambio en políticas energéticas y migratorias que han empezado a realizar, pero hay que desarrollarlos”.

Al hilo, señala lo que a su juicio es uno de los mayores aciertos y uno de los mayores errores de la etapa de Sánchez al frente del Ejecutivo. El número 1 de Equo al Parlamento de Andalucía por la provincia de Cádiz reconoce que el nombramiento como ministra de Transición Energética de Isabel Rivera le ha parecido un acierto, ya que ve en él “un cambio de 180 grados a las políticas de peaje al sol del PP”.

Sobre todo, valora “la actitud de cambio que ha demostrado con el decreto ley de transición energética aprobado hace poco en el Congreso”, si bien añade que Equo estará “vigilante” porque “ahora hay que desarrollar el decreto y tienen que apostar por lo que dicen que hay que apostar; para ello se necesitan los Presupuestos Generales del Estado (PGE), porque el cambio de modelo energético requiere miles de millones”.

“En el debe, a Pedro Sánchez le pondría suspenso por aceptar vender armas a cambio de empleos precarios en la Bahía de Cádiz”, sostiene, en referencia a los esfuerzos diplomáticos de España por mantener el contrato con Arabia Saudí para la construcción de cinco corbetas en el astillero de San Fernando (Cádiz).

Quirós espera que Pedro Sánchez “nunca se olvide de donde vino, de sus orígenes, de ese trabajo en equipo, de ser humilde”, y espera “que se junte con gente que lo quiera de verdad que, en esos puestos, es complicado”. No obstante, cree que el presidente del Gobierno “es una persona inteligente que será capaz de tener esa visión”.

Por último, hace balance de la andadura de Equo y del mensaje que la formación abanderará en las elecciones andaluzas. El candidato número 1 del partido por la provincia insiste en que “hay tres problemas fundamentales: la crisis climática, la ecológica y la ambiental”.

Equo propone “otro modelo de desarrollo” para la provincia “que genere empleo sostenible y de futuro”, porque “si hubiera sido verdad que tanto refinerías como bases militares y la macroindustria generaba tanto empleo como se decía hace 40 años, hoy día no habría un paro estructural tan alto en la provincia de Cádiz y un desempleo tan elevado entre los jóvenes que los obliga a emigrar”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?