Últimas noticias Hemeroteca

Cuestiones metodológicas

La opinión de José María Bellido

Andújar

Con un comprensible entusiasmo, la Universidad de Granada ha presentado en Andújar un notable hallazgo hecho en Los Villares, es decir, Andújar el Viejo o Isturgi, de donde probablemente venga el nombre de Andújar al cortar en Al-Turgi, si prestamos fe al testimonio manuscrito de Alturja hallado por Conde y no venimos más bien de la Andura de Lelio Epafrodito. Se trata de lo que parece un magnífico bargueño (ese mueble tan propio de España y del estilo Luis XIII, tan hispánico y austero en su espíritu) con apliques de hueso labrado que semejan una estructura arquitectónica. Es, podemos decir, la miniatura de una biblioteca como la de Celso. Hay poco escrito sobre el mueble ibérico y romano: destaca un capítulo sobre este particular en El mueble español de Luis M. Feduchi, de 1969. Los arqueólogos han recurrido a la comparación con los modestos armarios de Herculano que, aparte de tener otra función, distan de nuestro bargueño (no tiene pinta de ser un larario, como en principio pensaron), si aceptamos su datación en el siglo III d.C. (pongamos, como punto intermedio, el año 250), esperemos que por argumentos contextuales y de datación por radiocarbono y no sólo relacionados con la crisis, 171 años, suponiendo que el carpintero hubiera tenido la mala suerte de haberlos hecho el mismo año de la erupción. Pero no hay que desechar, porque es una distancia temporal similar, la comparación con el armario-biblioteca del Mausoleo de Gala Placidia, muerta en 450; tanto más, si vemos que el modelo perdura en el tiempo hasta el Códice Amiatino (con apliques blancos de marfil, nácar o hueso), del siglo VIII, copia del Codex Grandior, del siglo VI. El mueble del Mausoleo de Gala Placidia guarda los Santos Evangelios, pero yo entiendo que el mueble isturgitano, que debía estar en una pequeña cámara en el tablinum del próspero empresario de los hornos de cerámica o vidrio, a los que estaba próximo, como los espacios que inspiran La tierra prometida de Reymont, había de contener documentos mucho más prosaicos aunque, para él, igualmente importantes.

JOSÉ MARÍA BELLIDO

José María Bellido Morillas es doctor europeo en filosofía por la Universidad de Bolonia como becario del Real Colegio de España. Pertenece al grupo de investigación sobre magia antigua 'Hermekate' de la Universidad de Granada. Es presidente de la Asociación ‘Pedro Cubero’, además de autor de numerosos artículos relacionados con asuntos locales.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?