Últimas noticias Hemeroteca

Un grupo vasco de la UPV participará en el primer superordenador cuántico europeo

La tecnología cuántica, que podría conseguir la supremacia sobre la actual en 2 o 3 años, permitirá realizar en décimas de segundo cálculos que los más potentes ordenadores actuales tardarían siglos en ejecutar

Un grupo de investigadores de la Universidad del País Vasco participará en la construcción del primer ordenador cuántico europeo. El grupo QUTIS liderará un proyecto de investigación incluido en el programa europeo Flagship, para la creación del primer ordenador cuántico, que será capaz de hacer en décimas de segundo operaciones que llevarian siglos a los más potentes superordenadores actuales, según explica el profesor Enrique Solano, coordinador de este grupo con sede en el campus de Leioa.

Este grupo de la UPV e Ikerbasque, formado por entre 15 y 20 personas recibirá más de un millón de euros de la Unión Europea, durante los 3 próximos años para realizar aportaciones teóicas al desarrollo del ordenador cuántico europeo a una futura internet cuántica y al desarrollo también de una inteligencia artifical cuántica.

La tecnología cuántica se basa en la capacidad de los átomos para estar en varios sitios al mismo tiempo lo que permite generar bits cuánticos que pueden hacer miles de operaciones en paralelo, lo que multiplica exponencialmente su potencia de cálculo.

Ya existen prototipos de ordenadores cuánticos que pueden utilizarse con un simple teléfono móvil conectado a internet, para realizar operaciones de computación en la nube, pero no se ha conseguido aún la supremacía sobre los mayores ordenadores convencionales del mundo, lo que según el profesor Solano está muy cerca y podría llegar en 2 o 3 años. Sus aplicaciones son muy diversas, desde el desarrollo de fármacos personalizados a la creación de nuevos materiales, aunque las más destacadas son las relacionadas con la ciberseguridad.

Enrique Solano afirma que el primero en conseguir un ordenador cuántico escalable y realmente operativo podría romper con facilidad las medidas de seguridad de cualquier institución o empresa, como la NASA o la CIA o sus equivalentes en cualquier país del mundo, por lo que los gobiernos se han lanzado a una carrera en la que el primero en llegar tendrá una gran ventaja sobre el resto. La Unión Europea prevee invertir 1.000 millones de euros en los próximos 10 años en estas tecnologías mediante la iniciativa Flagship, con la que quiere competir con Estados Unidos y China.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?