Últimas noticias Hemeroteca

El Leyma se abona a la derrota, incapaz de frenar a un acertado Palencia

El Leyma Básquet Coruña se apuntó ayer otra derrota -y van seis consecutivas- al ser incapaz de frenar a un Palencia que, con acierto, anotó a placer al aprovecharse de la falta de intensidad y de los clamorosos fallos defensivos del equipo de Aranzana. El marcador final (95-109) evidencia el alto voltaje ofensivo de un partido que, en todo caso, los visitantes tuvieron bajo control en todo momento. 

Uchendu / Básquet Coruña

Palencia mandó desde el inicio. Salió como un vendaval empujado por Ortegui y Vasturia. La experiencia de uno y el talento del otro fueron suficentes para desarbolar a un Básquet Coruña que naufragaba en defensa. Al cierre del primer cuarto (19-30), ya había encarrilado con claridad el partido.

Intentó devolver el golpe el Leyma, más concentrado en defensa y con Braxton asumiendo la responsabilidad en la anotación. Los de Aranzana cortaron la sangría, pero la herida al descanso seguía abierta (48-53). El electrónico evidenciaba que Palencia estaba preparado para superar los 100 puntos si los locales no se ponían las pilas. Y no se las pusieron.

En el tercer cuarto, los visitantes recuperaron su festival anotador al aprovecharse -como hicieron durante todo el partido- de continuas 'puertas atrás' que los locales vivían como meros espectadores, ante el asombro de los que sí estaban en el público. El Leyma mantenía el buen tono ofensivo -rápido y fluído, aunque basado en muchas ocasiones en jugadas personales. Pero el problema seguía atrás (70-85).

Con -15 para arrancar el último cuarto, el Básquet Coruña aún intentó un último arreón gracias a triples de Miso o canastas bajo el aro tras rebote ofensivo de Uchendu, pero Palencia apagó la llama cuando quiso para cerrar su victoria al incorporarse a la fiesta Cvetinvoic.

Los números

Braxton (21 puntos y 20 de valoración) y Uchendu (17 puntos y 18 de valoración) se salvaron de la quema, más por su aportación en ataque que por su aportación a la endeble defensa. Pablo Ferreiro salió como base titular (Monaghan sigue en el dique seco), pero sólo disputó 12 minutos al entregar Aranzana el bastón de mando a Braxton.

En Palencia tres jugadores fueron suficientes para apuntalar el asalto al Palacio. Otegui (23 puntos y 35 de valoración), Cvetinovic (22 puntos y 28 de valoración) y, sobre todo, Vasturia (25 puntos y 32 de valoración). El joven escolta desbordó durante todo el partido con talento, clase y un amplio abanico de recursos ofensivos que lo convierten en uno de los atractivos de la Leb Oro.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?