Últimas noticias Hemeroteca

Palomar, una construcción popular aquejada de indiferencia

Palomar en Fáfilas (Villabraz-León) /

Sin más elementos que su convicción de conservar la herencia cultural disponible, esta activa leonesa comenzó el siglo con la puesta en marcha de la Asociación de Amigos de los Palomares. Un grupo escaso de personas, devotos de estas construcciones (la presidenta de honor fue Concha Casado), comenzaron la tarea de inventariar los nidos en pie o en ruina sembrados por la provincia. No quieren incrementar cifras de socios, ni recaudar fondos, solo demandan colaboración para localizar estas edificaciones, pistas sobre su estado, o la modificación de la legislación existente para que los palomares puedan encajar en la normativa que procure sus cuidados.

Palomar del Monasterio de Carracedo restaurado por ciudadanos holandeses / Irma Basarte Diez

Es infrecuente que, a estas alturas del siglo XXI, una persona en compañía de pocas almas más, entreguen su tiempo a una causa común sin lucro alguno. El inventario de los palomares de la provincia, una herramienta imprescindible para conocer su estado, no reportará beneficio visible a su promotora, pero si beneficiará a la sociedad. Ahora bien, si alteramos la escala de valores actual, quizá la práctica de la solidaridad y el altruismo, por ejemplo, generen una satisfacción personal que supera las sensaciones que provocan competiciones más mundanas y personalistas. Irma Basarte Diez no obtiene mucha respuesta de la comunidad local, pero a cambio suscita el interés de revistas tan prestigiosas como el National Geographic o del matrimonio holandés Hanneke y Ruud Loman que no dudó en restaurar un palomar de los listados por ella.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?