Últimas noticias Hemeroteca

La Xunta achaca exclusivamente a las anodinas lluvias la tragedia de Viveiro

La conselleira de Infraestructuras, Ethel Vázquez, vistió la zona cero de las inundaciones y descartó un dragado del río que piden los vecinos que denuncian falta de limpieza del río monte arriba

Inundaciones en Viveiro /

La conselleira de Infraestructuras, Ethel Vázquez, ha asegurado este miércoles que las precipitaciones que cayeron en Viveiro el domingo pasado se producen "una vez cada 500 años" y es "casi imposible" de que ocurran.

Según ha detallado, cayeron "14 litros por metro cuadrado en tan solo diez minutos", a lo que añadió que ese caudal de agua era "imposible que desaguase" por los ojos de los pequeños puentes del río.

Vázquez ha visitado este miércoles, tres después días después de la tragedia, el barrio de Xunqueira en Viveiro, la zona cero de las inundaciones. Allí ha atendido a las explicaciones sobre los sucedido que le ofrecieron los propios vecinos afectados y los técnicos. También ha comprobado el estado del barrio, acompañada por el delegado de la Xunta en Lugo, José Manuel Balseiro, y la alcaldesa de Viveiro, María Loureiro, junto con otros políticos locales.

En relación con las quejas de los vecinos sobre la falta de limpieza del río, la conselleira de Infraestructuras puso de relieve que los técnicos constataron en el mes de septiembre que la cuenca del río de estaba limpia. También declinó la idea de realizar un dragado del río, otra de las peticiones vecinales.

Por otro lado, Vázquez indicó que en estos momentos la Xunta está limpiando los materiales arrastrados y los aludes que provocó la crecida en la zona de medio y bajo cauce y ofreció colaboración al concello y a los vecinos, al tiempo que transmitió su pésame a la familia de la fallecida.

LA ALCALDESA RESALTA QUE QUEDA UN ARDUO TRABAJO POR DELANTE

Por el momento, más de 50 damnificados han presentado solicitud de ayudas en la oficina habilitada por el concello para ayudar a la tramitación, según manfiestó la alcaldesa.

Loureiro explicó que los trabajos de limpieza continúan y que aunque "las zonas públicas están prácticamente limpias, las casas todavía tienen mucho barro y quedan trabajos por hacer". Además, relató que 'hay casas que hay que reponer contendedores y hay una "ardua labor de limpieza" y actuaciones por delante.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?