Últimas noticias Hemeroteca

Madrid tendrá en 2019 tres nuevos aparcamientos disuasorios

  • Son tres de los doce aparcamientos que el equipo de Manuela Carmena prometió en 2016. Estarán en Pitis, Canillejas y Fuente de la Mora y se suman al del Wanda Metropolitano
  • Habrá 1.000 plazas para coches y motos, plazas reservadas para personas con movilidad reducida y puntos de recarga
  • También van a construir un aparcamiento para residentes en Santo Domingo

Madrid tendrá en 2019 tres nuevos aparcamientos disuasorios /

El Ayuntamiento de Madrid va a construir en 2019 tres de los doce aparcamientos que el equipo de Manuela Carmena prometió en 2016. Estarán en Pitis, Canillejas y Fuente de la Mora y se suman al de el Wanda Metropolitano, Virgen del Recuerdo y Avenida de Portugal. En total, en 2019, habrá cerca de 5.000 plazas para motos y coches. En todos los nuevos habrá, además, plazas para bicis, para personas con movilidad reducida y puntos de recarga eléctrica.

Después de estos dos años y trámites, como cambios de uso de suelo o cesiones, la previsión es que estén listos a lo largo del año que viene. Van a destinar cinco millones de euros para comenzar a construirlos y cerca de 700.000 euros para estudios y trabajos técnicos para continuar proyectando el resto de aparcamientos.

Además, el Ayuntamiento también va a comenzar a construir el aparcamiento de residentes de Santo Domingo, que lleva una década cerrado por problemas estructurales. Para este proyecto han destinado cerca de seis millones y medio de euros. Tendrá 257 plazas para residentes, puntos de recarga eléctrica y espacio para servicios municipales. Habrá, también un centro de reparto verde en pleno centro de la ciudad. La idea es reservar un espacio para convertirlo en un punto de distribución urbana de mercancías. Los repartidores llegarán ahí para distribuir, después, sus paquetes en formas de transporte sostenible, como vehículos o bicicletas eléctricas.

Los nuevos

Los aparcamientos disuasorios que van a construirse el año que viene son:

  • Pitis: con 402 plazas para coches; 12 para personas con movilidad reducida; 34 para motos y 10 puntos de recarga eléctrica.
  • Canillejas: con 111 plazas para coches; 4 para personas con movilidad reducida; 18 para motos y 3 puntos de recarga eléctrica.
  • Fuente de la Mora: con 365 plazas para coches; 11 para personas con movilidad reducida; 36 para motos y 9 puntos de recarga eléctrica

Serán gratuitos siempre que se usen durante unas horas determinadas y para utilizar luego el transporte público.

Los que quedan

El Ayuntamiento va a destinar, también, el año que viene, 700.000 euros para continuar con el plan de disuasorios. En 2016, el equipo de Manuela Carmena anunció que iba a construir doce aparcamientos disuasorios. Si quitamos estos tres nuevos y el del Wanda Metropolitano, aún quedan: el de Paco de Lucía (M-40), Valdebebas (M-11), Santa Eugenia (A-3), San Cristóbal (A-4), Villaverde Alto (A-42), Villaverde Bajo Cruce (A-4), Aviación Española (A-5) y Colonia Jardín (M-502/M-511).

El objetivo, en la línea de las políticas que está adoptando el Ayuntamiento de Madrid, es el de "proteger la salud de los ciudadanos madrileños y mejorar la calidad del aire evitando que los vehículos privados entren en la almendra central". Son aparcamientos situados en lugares cercanos a intercambiadores, estaciones o paradas de transporte público, con la intención de que dejen ahí y el coche y se desplacen por la ciudad en otro medio de transporte.

El retraso del equipo de Gobierno en poner en marcha estos aparcamientos les ha costado, en muchas ocasiones, el reproche de la oposición. Ciudadanos y el Partido Popular han criticado en multitud de comisiones y plenos que el Ayuntamiento no hubiera construido los aparcamientos prometidos, esenciales, según ellos, para que los madrileños dejen de utilizar el vehículo privado. De hecho, en el último pleno del martes pasado, Ciudadanos volvió a llevar el asunto al pleno durante la comparecencia de Inés Sabanés. La delegada de Medio Ambiente y Movilidad les recordó que la Comunidad de Madrid no había construido ninguno de los que había prometido.

Sabanés, en la Comisión de Medio Ambiente y Movilidad de septiembre, reconoció que había sido "demasiado optimista" con el plan de aparcamientos disuasorios porque no había tenido en cuenta cuestiones ajenas al Ayuntamiento, como la obtención de suelo no municipal. 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?