Últimas noticias Hemeroteca

El Ayuntamiento retirará la Cruz del Ribalta bajo la responsabilidad de Compromís

La concejalía de Cultura, que dirige Verónica Ruiz, asume las competencias ante posibles querellas que puedan derivarse de la decisión

El Ayuntamiento de Castellón retirará la Cruz del Ribalta bajo la responsabilidad de Compromís. El equipo de gobierno ha acordado que sea la concejalía de Cultura que dirige Verónica Ruiz, de Compromís, quien asuma las competencias para retirar la Cruz. Ruiz afirma que el monumento no se trasladará a otro sitio y que solo se expondrá el día que el Ayuntamiento cree un museo de los horrores.

El consistorio ha dado luz verde para retirar la Cruz del Ribalta esta legislatura. Tras meses de bloqueo, PSOE y Compromís han llegado a un acuerdo sobre el futuro del monumento. La Junta de Gobierno Local, donde están representados ambos partidos, ha acordado ceder a la concejalía de Cultura, dirigida por Compromís, las competencias para iniciar el expediente de retirada. Hasta ahora, era la concejalía de Urbanismo, del PSOE, la que debía dar el primer paso. El acuerdo se ha alcanzado cuatro minutos antes de empezar el pleno, y se ha desencadenado a raíz de una moción de Castelló en Moviment que exigía al gobierno la retirada de la Cruz y que obligaba a los grupos a posicionarse.

Los socialistas habían argumentado que no tenían clara la legalidad sobre la retirada del monumento. Con la cesión de competencias, es Compromís, concretamente la concejalía de Cultura que dirige Verónica Ruiz, la que asumirá la responsabilidad ante posibles querellas que puedan derivarse de la decisión.

No obstante, pese al acuerdo y a que el pleno aprobó la moción con los votos del Pacte del Grau, los grupos intervinieron de forma individual y hubo tensión sobre este asunto. El portavoz de Castelló en Moviment, Xavi del Señor, utilizó su intervención para exponer una historia familiar que enmudeció al pleno. Pidió a la alcaldesa, a Amparo Marco, que no tuviese miedo a quitar la Cruz por perder votos.

El concejal del PP, Vicent Sales, calificó la moción de “sainete”. Afirma que el gobierno tiene potestad para tomar decisiones y no instarse a sí mismo en el pleno a través de una moción conjunta, mientras que el portavoz de Ciudadanos, Vicente Vidal, insistió en la división que existe entre los miembros de PSOE y Compromís en este asunto.

Tras el acuerdo plenario, la concejalía de Cultura iniciará los trámites para retirar el monumento. Después, se abre un periodo para recibir alegaciones que deberán resolverse. La intención de Verónica Ruiz es que el monumento se elimine antes de que acabe la legislatura.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?