Últimas noticias Hemeroteca

90 euros

Cerramos una semana más, la última de noviembre, con los mismos reproches de siempre entre los portavoces de los grupos parlamentarios. Acusaciones que dejan titulares, eso sí, muy impactantes sobre dependencia y pobreza en las Islas pero que no arreglan nada. Mucho elevar el tono de cara a la galería, pero poco trabajo parlamentario. Y lo decimos porque estos días hemos visto más de una sesión en la cámara regional que podría formar parte de una antología de teatro político, y encima de las buenas. Miren, hemos visto en los últimos años iniciativas que no arrancan o no terminan de aprobarse, bloqueos que no se entienden, leyes que no llegan al orden del día, un gobierno en minoría que prefiere malvivir aislado y una oposición más preocupada de ladrar que de aprovechar su capacidad para sacar adelante un programa alternativo. Y a todo esto, con las declaraciones todavía frescas del presidente de Cáritas en Tenerife ayer en La Portada, uno ya no sabe qué más tiene que pasar para que nuestros diputados regionales se pongan las pilas y dejen el pavoneo teatrero a cuenta de los que peor lo están pasando. Ya está bien. Hay una Ley de Servicios Sociales que sigue en el cajón durmiendo el sueño de los justos, proposiciones que quedan en papel mojado, acuerdos que no terminan de producirse porque no interesa darle la mano al enemigo electoral…, ya cansa, ya cansa mucho, sobre todo, como decía el Ruíz del Castillo, con situaciones como las que ven en Cáritas de familias a las que le sobra -después de pagar el alquiler y el transporte- solo 90 euros para comer y vivir todo el mes.

90 euros. A lo mejor, si nuestras señorías vivieran un mes con esos 90 euros, únicamente un mes, la cosa pintaría de otra manera. Pero bueno, demagogias aparte (porque seguramente alguno ya me está metiendo en el saco de los periodistas que van a lo fácil, a la demagogia más burda), hace falta más iniciativa y, sobre todo, más política. En un momento de incertidumbre general, no se puede buscar el titular fácil o el sillón cómodo.

Pónganse la pilas; para mejorar esos 90 euros solo tienen que sentarse y dejar de pensar en intereses particulares. Por encima de todo eso debe estar el bien común.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?