Últimas noticias Hemeroteca

Una hoguera cultural en Terradillos

La Asociación La Iluminaria cumple este año treinta ediciones de su Semana Cultural con la que arropa la tradición invernal de encender la hoguera que les presta el nombre

La hoguera es el eje de esta tradición /

 

En Terradillos de Esgueva los desafíos se combaten con fuego. Antaño para poner a la divinidad y su santoral de parte del vecindario, o para que la fiesta se prolongara todo el año y no solo en los meses de verano. Ahora para que la actividad cultural tenga su hueco en el calendario de forma que la tradicional hoguera Iluminaria, además de encenderse cada noche del 7 al 8 de diciembre, tenga un preámbulo desde siete días antes, con la Semana Cultural. Y así se van a cumplir 30 años. Desde el pasado viernes, celebración de San Andrés, fiesta popular en el municipio, hasta entrada la madrugada del 8 de diciembre, fiesta de la Inmaculada, Terradillos desgranará actividades con el orgullo de mantener desde hace décadas esta apuesta por la cultura, pese a que las fechas invernales no parecen las más propicias (incluso para recibir subvenciones, que en muchos casos tienen que estar justificadas antes del mes de octubre) y pese a que tanto económica como personalmente el esfuerzo de sacar adelante esta programación en el medio rural es para valientes, teniendo en cuenta que Terradillos de Esgueva está en ese tramo de municipios que no alcanzan el centenar de habitantes.

Según cuenta la investigadora María del Carmen Ugarte García en la revista digital Culturas Populares en una de sus ediciones de 2007, aunque la hoguera Iluminaria se ha venido celebrando ininterrumpidamente desde que alcanza la memoria de los vecinos y vecinas más mayores de Terradillos, la emigración que sufrió el medio rural desde mediados del pasado siglo había mermado la participación y había hecho decaer la fiesta. Pero dado el anhelo de la población no solo de no perder sus tradiciones, sino de reavivarlas un grupo de jóvenes y personas del municipio decidieron arropar las tradiciones constituyendo la asociación La Iluminaria en diciembre de 1988, y a partir del año siguiente unir la festividad del patrono San Andrés el 30 de Noviembre (cuya celebración solemne y popular hace años se trasladó al mes de agosto para aprovechar la mayor presencia de gente en el pueblo) con el encendido de la hoguera en la medianoche de 7 de diciembre, encadenando entremedias actividades que constituyeran su Semana Cultural. “La organización de una semana cultural en invierno, cuando lo habitual en los pueblos de la zona es que se organicen en verano para aprovechar tanto la afluencia de gente como el buen tiempo, supuso un gran reto para sus organizadores, pero sin duda que cumplieron su objetivo” aseguraba esta investigadora de la cultura popular hace once años con una afirmación que se mantiene a día de hoy, a la vista de una nueva programación que ya se ha iniciado.

Las primeras actividades comenzaron este pasado viernes, con la celebración tradicional de San Andrés, además de una charla y exposición de fotografías de fauna silvestre que ofreció del fotógrafo Carlos Abejón Medina. La música de “The Lost Riff” es la encargada de amenizar la noche entre el sábado y el domingo, día en cuya tarde a las cinco y media hay un taller de composición de centros de mesa con flores, frutos y otros elementos ornamentales a cargo de Rosi Muñoz Alonso.

El lunes 3 de diciembre el abogado José Ramón Arroyo a las siete de la tarde abordará los trámites en la compraventa de fincas rústicas. Al día siguiente martes la protagonista es la alimentación con un Taller-degustación de un buen desayuno “casero, natural y económico” basado en la almendra, definida como “un tesoro de la alimentación”. Es una actividad que será presentada por Francisco Javier Ramos que se basará en la leche de almendras y otras presentaciones.

El miércoles la médica de la localidad, Michelle Elena Cevallos Silvera, abordará cómo afrontar la enfermedad y el envejecimiento desde el lado positivo con una charla titulada “La actitud cura”. El teatro llegará el jueves festivo, 6 de diciembre, con la representación de El Lazarillo de Tormes a cargo de “El Duende” de Lerma.

Y ya el viernes, víspera de La Inmaculada, se renueva la tradición de la hoguera La Iluminaria, para la que previamente los jóvenes habrán cortado la leña que se quemará a medianoche en el lugar habitual.

Por cierto, la asociación para conmemorar el 30 aniversario ha editado un calendario de pared etnográfico con dichos, canciones, fotos antiguas y formas de comunicación actuales.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?