Últimas noticias Hemeroteca

El Orfeón Arandino triunfa con la antología de la zarzuela

La iglesia de Santa Catalina completa su aforo en el cierre del Otoño Polifónico

La mazurca de las sombrillas tuvo como soprano y tenor solistas a Mónica Moreal y Ángel Ortega /

El Orfeón Arandino Corazón de María clausuró el XXXV Otoño Polifónico con una agradecida antología de la zarzuela. Rompiendo con el formato habitual del concierto de cierre de este ciclo, que suele incluir una primera parte de música sacra y una segunda de alguna temática determinada o diversa, en esta ocasión el espectáculo estuvo monopolizado por el género chico.

Socorro Segura actuó como soprano solista en dos piezas / cadena SER

Comenzando por ‘Katiusca’, con una original y sorprendente puesta en escena para abrir boca, el coro fue desgranando otros números bien célebres, como la canción del sembrador y el coro de espigadoras de ‘La rosa del azafrán’, el tango de la Menegilda, de ‘La Gran Vía’, el pasacalle de los Chisperos, de ‘La calesera’ o la mazurca de las sombrillas, de ‘Luisa Fernanda’, donde la soprano Mónica Moreal y el tenor Ángel Ortega dieron buena muestra, no sólo de sus magistrales voces, sino también de una simpática teatralización. Hubo otros números que contaron también con voces solistas, como Socorro Segura, que brilló en sendos temas de La ‘Rosa del Azafrán’ y ‘Las Leandras’.

Fuera ya del programa, el Orfeón Arandino ofreció dos piezas de propina, antes de terminar con el himno de Aranda, de Luis Aramburu y Juan Abad Barrasús. Una de ellas, el chotis del Eliseo, de ‘La Gran Vía’, y otra, como no podía ser de otra manera, la jota de Aranda, de ‘La fiesta de la Fila o el último día de Pascua’, zarzuela arandina representada en 1922 por primera vez y después repuesta en 1954 y 1974.

El público despidió el espectáculo con una calurosa ovación / cadena SER

El director de Radio Aranda Cadena SER, Fernando Berzosa, ejerció de maestro de ceremonias y José María Zanetti se encargó de poner al público en el contexto de cada una de las piezas que se iban interpretando. El público, que abarrotó la iglesia de Santa Catalina, no escatimó en aplausos para cada uno de estos números, incluida una larga ovación final.

Al finalizar el concierto, el director, Juan Carlos Andrés Brogeras, que acompañó en todo el recital al piano, agradeció el esfuerzo de todo el Orfeón Arandino, que ha invertido dos meses de ensayos en preparar este exitoso espectáculo.

La alcaldesa de Aranda y otros miembros de la corporación asistieron en primera fila a esta clausura del Otoño Polifónico, acompañados de algún miembro de las delegaciones de Romorantin-Lanthenay y Miranda do Douro, que visitaban la capital ribereña como ciudad hermanada este fin de semana.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?