Últimas noticias Hemeroteca

Jugar al escondite

Comenzamos la semana con los resultados todavía frescos de las elecciones andaluzas de este domingo, primera piedra de toque para los partidos en la carrera electoral que tenemos por delante en 2019. Y visto lo visto, con la irrupción de la ultraderecha y el hundimiento de los socialistas y los populares, alguno ya está haciendo cuentas y completando el crucigrama electoral de los próximos meses -también en las Islas-. Lo de Vox es un aviso en toda regla del giro populista y conservador que estamos viviendo, auspiciado sin duda por la inacción y el frentismo político. Trump ha llegado a nuestro país con la misma receta: muros contra la inmigración y "hagamos España grande otra vez", en fin...

Mientras, en Canarias todavía no está muy claro en cuántas urnas votaremos -ya saben que todavía está en discusión si tendremos lista regional y, por lo tanto, urna regional-, y continúa la duda simplemente por el temor de algunos a no dar la talla en todo el archipiélago. Porque esto hay que decirlo decirlo claro, si se quiere lista regional para ampliar el parlamento de 60 a 70 diputados, no se puede jugar al escondite rechazando una urna donde contabilicemos esos votos o figurando en una lista insular por temor al ridículo. Y ojo porque hay algunos que quieren seguir escondidos; ¿tanto miedo da Canarias más allá de insularismos y reinos de taifa?

Cuando se defendió ampliar el número de sillones en la cámara regional se habló de proporcionalidad, de resolver la disparidad de población entre islas, de no aumentar costes y de una lista autonómica. Pues repasen conmigo. Primero, la proporcionalidad tampoco es que mejore sustancialmente, seguimos con votos que cuentan 15 veces más que otros. Más, después de jurar y perjurar que aumentar 10 diputados no elevaría el presupuesto del Parlamento, nada de nada, por mucho que nos digan será más caro. Y por último, la famosa lista autonómica, aquella que iba a hacer región y modificar las estrategias ombliguistas por una visión regional, se está quedando desfiguraba por la intención, entre otros, de Partido Popular y Nueva Canarias de unificar urnas. También el PSOE está remoloneando y Coalición Canaria, mientras, dejando pasar el tiempo…

A estas alturas, sin duda, debemos aprovechar la puerta que ha quedado abierta y reclamar esa lista regional. Quizás no es la mejor opción, y menos tras el cambalache de sistema electoral que han armado y que deja las cosas a la mitad en todo, pero puede ser el principio para que de una vez por todas veamos proyectos para Canarias; quien quiera ser presidente de esa Canarias debe encabezar una lista regional. Todo lo demás es, como ya hemos dicho, jugar al escondite.

Temas relacionados

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?