Últimas noticias Hemeroteca

No diga productividad, diga Unionistas de Salamanca

Los charros suman prácticamente el 50% de los puntos necesarios para conseguir la salvación

Los dos clubes posan con el recuerdo al pequeño Rubén, joven jugador del CD Navega que falleció hace unas semanas. /

Unionistas de Salamanca consiguió en el estadio Municipal de Guijuelo un importantísimo triunfo ante el equipo chacinero con un gol de Manjón, quien no había conseguido hasta el momento ver puerta en la categoría de Segunda División B con el conjunto blanquinegro.

Los capitalinos han vuelto a ganar un partido y, de nuevo, con un gol a favor y ninguno en contra. Este resultado ya se ha producido esta temporada en más ocasiones: contra el Pontevedra, frente al Navalcarnero, ante la Ponferradina y frente al Burgos CF. El rendimiento que dan los goles a Unionistas de Salamanca es espectacular: con diez goles a favor suma 21 puntos en la categoría.

De esta manera, los charros se acercan al ecuador de su objetivo, que no es otro que la salvación. El año pasado esta se situó en 44 puntos, en 45 en la temporada 2017/2018 y en 43 puntos en la 2016/2017. Baile de números, pero siempre en torno a los 42 a 45 puntos. Aunque al conjunto charro le cuesta anotar, algo que entraba dentro de lo posible, está convirtiendo su portería, gracias a la defensa de algunos jugadores, caso de Admonio, y a Carlos Molina, en una meta infranqueable, algo que permite exprimir al máximo los goles que anotan los blanquinegros.

Los charros son el tercer equipo del grupo I que menos goles anota, por detrás solo del Burgos y del Rápido de Bouzas. Y si contemplamos toda la categoría, solo consiguen menos goles la Gimnástica Torrelavega (ocho), y el Atlético Malagueño, también con ocho. Sin embargo, estos dos conjuntos suman respectivamente 13 y siete puntos, muy lejos de los registros de Unionistas de Salamanca. La productividad goleadora en los charros es reducida, pero en puntos, magistral.

Y con el condicionante de las lesiones

En las últimas jornadas Unionistas de Salamanca estaba contando también con la fortuna de no tener jugadores en el dique seco, más allá de Pau Cendrós y David Gallego. Sin embargo, esta semana era Adrián Llano, centrocampista del equipo y uno de los baluartes de Unionistas, quien no podía estar con su equipo por lesión, algo que obligó a descartarle para el partido del Guijuelo, aunque Roberto Aguirre prefirió no ser claro cuando el viernes se le insistió en la rueda de prensa por las bajas del equipo para medirse a la entidad chacinera. 'No quiero meter en el saco de los tocados a alguien que pueda no estarlo'. Llano lo estaba, y desde la mitad de la semana.

Así las cosas, con todos los condicionantes, el mérito de Unionistas y de Aguirre es indiscutible en su primer año de competición en la Segunda B.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?