Últimas noticias Hemeroteca

Sin señales de vida

El Real Zaragoza se mostró frente al Cádiz sin argumentos futbolisticos y sin la capacidad mental necesaria para reconducir una situación alarmante que le ha llevado de nuevo a marcar la zona de descenso después de haber disputado ya las 16 primeras jornadas de liga

La plantilla del Real Zaragoza durante un entrenamiento en la Ciudad Deportiva /

Cada jornada el Real Zaragoza afronta el partido de liga con las mismas palabras e idéntico deseo. El de sumar la victoria para empezar a reconducir realmente una dinámica que ha dejado al equipo y al propio proyecto contra las cuerdas. Pero después de los 90 minutos de juego, con la única excepción de Tarragona, la vida sigue igual encajando una derrota o en el mejor de los casos un empate.

Seis son los partidos que ha dirigido ya el entrenador Lucas Alcaraz pero el granadino solo ha guiado al conjunto blanquillo a una victoria, un empate perdiendo los otros cuartro partidos.

Números terribles aunque todavía peor son las sensaciones que desprende cuerpo técnico y futbolistas porque si Imanol Idiakez y el rombo erán el problema, Lucas Alcaraz y el nuevo dibujo tampoco esta siendo la solución

Alcaraz apostó por la continuidad en su dos primeros encuentros para al tercero cambiar el dibujo y desde entonces cambiar sobre su propio cambio con decisiones técnicas poco comprensibles como jugar con tres centrales aunque dos de ellos sean laterales.

Ni siquiera su llegada supuso reactivar a una plantilla ya alicaíada con Imanol Idiakez. De hecho los futbolistas se muestran bloqueados y sin recursos físicos, técnicos y sobre todo mentales.

La primera llegada del rival suele acabar en gol y a partir de ahí pensar en la victoria es prácticamente una quiméra.

El discurso sigue siendo el mismo. Unidad, compromiso, obligación y un largo etcétera que de momento no pasan de ser palabras que cada siete días se lleva el viento y lo cierto que para ganar un encuentro será necesario, mas allá de los buenos deseos, algo de fútbol y unos argumentos que ahora mismo es difícil de encontrar.

El próximo domingo otro partido por la supervivencia. En la Romareda, donde el Real Zaragoza solo ha ganado un encuentro, se medirá al Córdoba, penúltimo clasficado y mientras no se demuestre lo contrario, sin señales de vida.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?