Últimas noticias Hemeroteca

Marta Calvo: "Pienso lo menos posible en las Olimpiadas. Cuanto más normalices mejor"

La taekwondista de Leganés irá a tope en 2019 para llegar a los Juegos

Marta Calvo (de rojo) durante la final del Campeonato de Europa en Rusia. / ()

Acaba de conseguir la medalla de bronce en la Gran Prix de Taekwondo que se ha disputado a finales de noviembre en los Emiratos Árabes, la competición que más puntuaba este año para posicionarse en el ranking de las deportistas que optan a participar en los Juegos Olímpicos de Tokio. Y es precisamente en esa cita, donde la deportista leganense de 22 años, tiene puestos sus ojos y todas sus esperanzas. Ya acompañó a su hermana Eva Calvo cuando consiguió la planta en las Olimpiadas de Río, entonces como suplente, pero ahora quiere competir en primera línea y va a por todas.

Sabe que será difícil porque en el ranking está al límite, pero todo apunta bien. Es consciente de que tiene que darlo todo en un complicado 2019, con cuatro Gran Prix, el Mundial de Manchester en mayo, tres Open y la Copa Presidente, que se celebra en Turquía. Su secreto: “Pensar lo menos posible en las Olimpiadas y en conseguir puntos”. Considera que cuando “más normalices la situación”, mejor salen las cosas. “Si vas con presión, es peor”. Una enseñanza que viene de su hermana. Por eso quiere seguir con la misma cadencia de resultados para llegar a su destino.

Unas Olimpiadas a partir de las cuales se abren incógnitas, según revela a SER Madrid Sur, al reconocer que no sabe si aguantará otro ciclo más. La competición es dura y compaginar estudios y deporte de alto nivel se le antoja a Marta cada vez más difícil. Por eso dice que después de los Juegos quiere tomárselo “con más calma, una pausa un año o dos y luego si veo que sigo dando el peso bien y puedo aguantar un poco más, pues ya perfecto, pero siento que necesito parar un poquito”.

Un deseo, tal vez pasajero, fruto del esfuerzo que supone estar en pleno calendario competitivo y que podría cambiar si atendemos a la pasión con la que habla del taekwondo.“Cuando hago combate es una libertad…, puedes innovar, cada uno tiene una forma de pelear, hay una convivencia con los compañeros, te aporta disciplina, para mi es el deporte perfecto”.

A esto hay que sumar el binomio perfecto que compone con su hermana Eva Calvo.“Nos ayudamos las dos muchísimo, entrenamos juntas y nos ayudamos a mejorar”. La mayor de las hermanas, tras superar una operación de menisco, compite esta semana en el Campeonato de España de Clubes.

La unión entre hermanas la refleja mejor que nada, el que para Marta es uno de sus mejores recuerdos competitivos. Fue en el Mundial de 2015, “cuando las dos llegamos a semifinales”, compitieron una detrás de otra y ganaron. Lo mismo ocurrió en la final, una detrás de otra, “pero ahí perdimos”, recuerda con la risa franca de la joven sencilla y auténtica como es Marta Calvo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?