Últimas noticias Hemeroteca
BREXIT BREXIT May retrasará la votación sobre el 'brexit' en busca de más consenso, según la BBC

'Andalucía ha hablado'

Más del 40% de los andaluces llamados a votar decidió quedarse en casa

La Línea de la Concepción

58,65%.

Seguro que este porcentaje, de forma aislada, no les dice absolutamente nada. Pero si les aclaro que es el porcentaje de votación en las elecciones andaluzas celebradas el pasado domingo, seguro que se ubican y sacan sus propias conclusiones.

Sí, es un porcentaje bajo que pone de manifiesto que más del 40% de los andaluces llamados a votar decidió quedarse en casa. Y eso pone a su vez de manifiesto que el desencanto de los ciudadanos con la política y sus representantes en las instituciones y en los partidos es enorme y va en aumento.

El castigo propinado por votantes socialistas y populares a sus respectivas orientaciones políticas de antaño ha propiciado además la fuerte e inesperada irrupción de Vox en el Parlamento andaluz, tradicionalmente progresista, con 12 diputados. Esto es muy grave. Porque la baja participación suele beneficiar a los grandes partidos y perjudicar a los más pequeños, pero el hecho de que Vox haya conseguido casi 400.000 votos rompe esa regla en dos.

Y es que la gente que tenía claro que quería votar a Abascal y compañía lo ha hecho, ha salido de casa y ha acudido en masa a los colegios electorales. Con este precedente, ¿qué pasará en las próximas generales? ¿Y en las municipales? Espero que todos aquellos que han votado a Vox hayan estudiado bien su programa electoral y sus 100 medidas para España. Y si no lo han hecho, deberían, porque eso quizás les haría reflexionar.

Pero la mayor reflexión debe estar en los partidos tradicionales, también en Podemos, que sigue a la baja. El ascenso de Ciudadanos es innegable, pero el caso de este partido es distinto y es obvio que la percepción que se tiene de ellos en Andalucía y en otras comunidades está y va a estar muy influenciada por su victoria en Cataluña y su posición frente al independentismo.

Pero está claro que las cosas no pueden seguir como están ni en el PSOE ni en el PP, por mucho que éste último partido quiera enmascarar su tremendo descenso en votos con la posibilidad, más que real, de gobernar en la Junta. ¿Y qué decir del PSOE? Sus resultados requieren reflexiones colectivas pero también individuales tras encontrarse, a pesar de ganar las elecciones por mayoría simple, ante el peor escenario posible.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?