Últimas noticias Hemeroteca

La Libertad

José Rodríguez Carrión

Se cumplen 40 años de nuestra Constitución. Aquella que con el sacrificio de unos y otros, los que estaban en el poder y los que padecían ese poder hicieron posible sacrificando parte de sus odios, rencillas e incluso ideología, con tal de conseguir unas reglas de juego que permitieran acabar, al menos sobre el papel, con las dos Españas y que pudiésemos ser dueños de nuestro propio destino a través de las urnas democráticas.

Es evidente que esa constitución es mejorable y así debe ser, pues no es lo mismo la España de ahora, donde la mayoría ha nacido en libertad y en democracia, que aquella donde solo manifestarte daba miedo cuando no te ocasionaba lesiones que hoy serían incomprensibles. Pero a todos esos que denostan tanto a la constitución vigente, como a quienes la hicimos posible, no les he escuchado aún una propuesta seria de qué quieren cambiar y qué quieren poner. Solo la crítica fácil a quienes la votamos entonces. Pero eso sí, disfrutando de las libertades y los derechos que esa constitución les protege. ¡Qué fácil es la demagogia y la manipulación! Recuerdo a mi padre que en aquellos tiempos me decía... Pepe, que nunca más haya dos Españas. Por desgracia parecía presentir que unos políticos manipuladores intentarían camuflar su incompetencia haciendo renacer odios que parecían olvidados y promoviendo un falso enfrentamiento entre dos Españas que no es real. La mayoría de nuestra población, ni vivió la dictadura, ni sus consecuencias. Ha nacido ya en democracia, y ahora esos manipuladores que gracias a la constitución viven del erario público como cargos electos, impulsan a defender en las calles lo que no han sido capaces de ganar limpiamente en las urnas. ¿Esa es la democracia que quieren constituir de nuevo, la de la ley del más fuerte y no la de la que el ciudadano elija? Me apena ver como mucha gente se deja manipular por quienes no respetan las reglas de juego que con mucho sacrificio, de unos y otros, nos dimos. Pero sobre todo me apena, que muchos no sepan valorar algo de suma importancia porque nunca la han perdido... algo tan importante, como ¡La Libertad!

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?