Últimas noticias Hemeroteca

Juego de Tronos, el desenlace televisivo más esperado de 2019

Ismael Cámara nos hace su recomendación seriéfila de la semana

Imagen de la serie /

Empieza la cuenta atrás para el regreso de una de las series más exitosas de los últimos años. Desde que finalizó su séptima temporada en el verano de 2017, los millones de seguidores de Juego de Tronos se mantienen impacientes ante el esperado desenlace de la ficción creada por George R.R. Martin. Finalmente se ha confirmado por parte de HBO para abril de 2019, y se prevé como uno de los acontecimientos televisivos más importantes del año.

LAS SERIES DE ISMAEL CÁMARA - JUEGO DE TRONOS

David Benioff y D.B. Weiss, creadores de la serie de televisión, se han encontrado ante el reto de poner punto y final a adaptación de ‘Canción de hielo y fuego’, que a día de hoy cuenta con innumerables espectadores ansiosos por conocer cuál será el destino de Poniente. Es cierto que en un primer momento se rumoreó que la fecha de estreno rondaría finales del 2018, aunque parece que los productores y creadores tienen muy claro que ha de ser un final a la altura de las expectativas, y de ahí, se entiende, el retraso con el que ha contado.

Según ha informado Variety, la octava temporada de Juego de Tronos ha contado con un presupuesto que ronda los 15 millones de dólares por episodio, ligeramente superior a la séptima, que costó 100 millones en total, esto es, poco más de 14 millones por cada uno. Esta última etapa contará únicamente con 6 capítulos, aunque como ya se anunció oficialmente en su día, de una duración bastante superior a lo habitual, aproximadamente 80 minutos. Prácticamente 6 películas, que en España se emitirán a través de HBO y Movistar +.

¿Por qué Juego de Tronos?

A día de hoy, a menos de un mes para finalizar 2018, ya han sido muchos los que han puesto encima de la mesa las razones por las que esta serie merece la pena. Existen muchas opiniones y puntos de vista diferentes, aunque la conclusión general suele ser la misma. El primero de los puntos fuertes es, sin duda, la calidad audiovisual de la que presume la ficción de HBO, con unos efectos especiales muy bien conseguidos y una estética especialmente realista. La inversión que lo respalda hace que poco o nada tenga que envidiar a las superproducciones dirigidas a la gran pantalla.

El mundo fantástico creado por George R.R. Martin es otra de las grandes razones por las que la serie mantiene a tantos espectadores enganchados a la televisión, y es que está tan bien desarrollado que consigue que la historia y la trama en sí, sean realmente interesantes. A todo eso se le suma un guion que destaca, entre otras cosas, por incluir multitud de ‘lecciones’ de carácter socio-político, fácilmente trasladables al mundo real, que no solo hacen la serie más entretenida, sino que consiguen también que el espectador reflexione sobre el mundo que le rodea.

No hay que olvidar que en líneas generales no hay ni buenos ni malos, y es que todos en cierto modo cuentan con ambas facetas, siguiendo esa intención de combinar realidad y ficción. No hay personajes planos, y cualquiera puede morir, lo que hace que continuamente se estén rompiendo tópicos narrativos, y haciendo la trama impredecible e interesante al mismo tiempo. Además, y como punto a destacar, los personajes femeninos cuentan con la misma fuerza, presencia, determinación y profundidad que los masculinos.

Las lecciones de Poniente

Uno de los grandes debates que abarca la serie, radica en las dinámicas de poder y el significado del mismo. Cada personaje representa una lógica diferente, en lo que acaba siendo una competición o un ‘juego’, por determinar quién domina el trono de hierro y por ende cuenta con el control absoluto.

En el tablero podemos encontrar posturas como la de Cercei, que defiende el poder como sinónimo de fuerza, como bien se puede observar en la mítica escena del capítulo 2x1, “el poder es el poder”. Por otro lado, encontramos a ‘Meñique’, el personaje interpretado por Aidan Gillen, defendiendo que el verdadero poder está en la inteligencia, en saber manejar a los demás y encontrar en el caos la escalera perfecta para triunfar. En contraposición, el otro gran consejero de la corona, ‘Araña’, defensor del estado y la unidad como escudo ante el orden social injusto que representa Poniente.

Tampoco hay que olvidar lecciones míticas como las de Ned Stark: “El hombre que dicta la sentencia ha de blandir la espada”, o las de Tyrion Lannister: “Nunca olvides lo que eres, el resto del mundo no lo hará. Llévalo como una armadura y nunca lo usarán para herirte”. Y es que Juego de Tronos no deja de combinar realidad y ficción mientras mantiene la intriga por conocer cuál será el destino de sus protagonistas. Solo queda esperar hasta abril de 2019 para, al fin, comprobarlo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?