Últimas noticias Hemeroteca

Voces de Mujer, tu voz también cuenta

Se trata de una iniciativa de Libro Viajero, abierto a la participación de mujeres galdurienses

Foto de famillia con las mujeres participantes /

Dentro de las actividades con motivo del 25 N ‘Día Internacional contra la violencia de Género’ organizada por la concejalía de Igualdad, a través del CMIM, con la colaboración de la Biblioteca Pública Municipal ‘Juan de Mata Carriazo’, tenía lugar la presentación y lectura del Libro Viajero ‘Voces de Mujer. Tu voz también cuenta’, en el que han participado casi 40 mujeres, y que aún permanece abierto a la participación de todas las mujeres galdurienses.

En la actividad también colaboró la Asociación de Mujeres Elaia, que ofreció una merienda y café a las participantes.

La presentación corría a cargo de la concejala de Igualdad, María Teresa García, “…Unas de las grandes lacras sociales de la actualidad, es la violencia de género. Desde el ayuntamiento de Jódar somos sensibles a la misma y en colaboración con las diferentes administraciones hemos puesto en marcha diferentes iniciativas, ejemplo de ello es la creación de la comisión local contra la violencia de género.

La violencia contra la mujer en todas sus formas es una violación de los derechos humanos. Desde nuestro ayuntamiento, concienciamos a nuestros vecinos y vecinas desde todos los ámbitos: educativo, social…, para desterrar de nuestra sociedad este gran problema, fruto de una cultura patriarcal.

Tenemos una herida marcada cuando una mujer es maltratada. En Jódar, sensibles a ello trabajamos para tener personal cualificado que atienda, con la dignidad y esmero que merecen, a todas aquellas personas usuarias de centros municipales de información a la mujer.

Desde el Ayuntamiento de Jódar trabajamos por un mundo donde seamos socialmente iguales, humanamente diferentes y totalmente libres en el respeto: atendemos y damos respuesta a las necesidades planteadas y esta publicación es buena prueba de ello. Queremos que a través de estos relatos contéis vuestras experiencias y expreséis vuestras inquietudes. Estos pueden ayudar a otras mujeres, porque no hay barrera, ni cerradura, ni cerrojo que se pueda imponer a la libertad de la mente humana.

Las Concejalías de Educación, de Igualdad y Bienestar Social, han puesto en marcha diferentes iniciativas, una de ella es el Libro viajero, “VOCES DE MUJERES TU PALABRA TAMBIÉN CUENTA”.

En este libro han participado unas 38 mujeres de nuestra localidad, a través de sus escritos les han enviado mensajes de apoyo y esperanza a tantas mujeres que siguen siendo víctimas de esa violencia MACHISTA.

Deseamos que este libro, junto con los esfuerzos de las distintas administraciones, de los centros educativos y del tejido asociativo, sirva para sensibilizar contra esta lacra social. Esta es una tarea de todas y todos en la que debemos de implicarnos para conseguir como objetivo LA ERRADICACIÓN DE LA VIOLENCIA DE GÉNERO…”.

Recogemos alguno de los textos, en las voces de sus autoras: María Lourdes Arenas, Luisa Gómez, Juani Díaz, Antonia Gómez, María Isabel Blanco…

María Lourdes Arenas, “Una llamada de teléfono y solo al recordar a esta persona que quiso hablarme, ha servido para recordar a las mujeres que en los años 50 y 60 luchaban y trabajaban para que sus casas, sus maridos, sus hijos y, en algunos casos, hasta sus padres, salieran adelante, con la mayor dignidad.

- ¿Eres María?- , me pregunto,

- Si, ¿Tu quién eres?- , le pregunte,

- Soy Nicolasa, ¿Te acuerdas de mí?- , me quedé callada unos segundos, en seguida la recordé.

- Claro que te recuerdo, ¿Cuánto tiempo?, ¿Dónde estás?- , le pregunté,

- Aquí en el pueblo, he venido a los 60 años, ¿Podemos vernos?,

- Si, si dime dónde y a qué hora y nos vemos.

Fue un encuentro inolvidable, yo recordaba a una niña, una compañera de colegio, y me encontré a una señora mayor, que si me la cruzo en la calle, no la reconozco…”.

 

Luisa Gómez, “Mi nombre es Ana, estoy recordando lo que fue mi juventud. Cuando tenía 19 años conocía a Manuel, nos pusimos novios, lo quería con todas las fuerzas de mi corazón. Él trabajaba en un cortijo, venía a verme todos los domingos. Yo no fui a la escuela, trabajaba el esparto que era lo que había. Dos días en semana iba a una casa acomodada a lavar la ropa. Cuando llevábamos algunos años de novios, Manuel se enfadó conmigo y no venía a verme. Me entero que sale con otra. Se me vino el mundo encima. Me puse a llorar. Mi hermana mayor me dijo,

- ¿Por qué lloras? Ni que fuera el único hombre de la tierra,

- Es que estoy embarazada,- le conteste entre lágrimas,

Mi hermana me consoló.

Fuimos a hablar con la madre de Manuel, le conté el caso y me contesto,

- Si es de mi hijo, se casará contigo-

Nunca he sentido tanta vergüenza,

- ¿Decirme que si era de su hijo?-,

Mi hermano estuvo hablando con Manuel, nos arreglamos y nos casamos…”.

 

Juani Díaz, “¡Muy buenos días!, o eso esperamos. Me han pedido que escriba un pequeño texto o unos párrafos sobre la violencia de género. Tras varios días pensando en este asunto, que tanto me horroriza, he decidido expresar, humildemente, mi pesar y gran rechazo a esta crueldad.

Es muy angustioso, para mí, escribir sobre la violencia de género, porque siempre imagino el sufrimiento y el calvario de quienes padecen esta cruel y, a veces, mortal violencia.

En muchas ocasiones, en los medios de comunicación, aparecen estas palabras, “La golpeo hasta morir”, “La espero a la salida y le asestó heridas mortales”. Es horrible imaginar el sufrimiento, en esos momentos agónicos, donde se escapa, no solo la vida, todo. Cuando se mata a una persona, se le roba todo, la posibilidad de su presente y de su futuro. Muere todo lo que ama y podría haber amado. Es monstruoso, ¿verdad?. En otras ocasiones las víctimas son también niños, almas inocentes que viven y sufren, por desgracia, crueldades ocasionadas por esta violencia…”.

 

Antonia Gómez, “Ella agacha su cabeza,

Hay tristeza en su mirada

y se encuentra silenciada,

el desprecio la acompaña,

los gritos y las humillaciones

que le entristecen el alma

y le manchan la ilusión.

Sus pupilas ven penumbras

y nadie entiende sus lágrimas,

la esperanza no vislumbra,

todas sus noches son trágicas.

Mujer ya no te permitas

que el dolor rasgue tu alma,

si tu vida se marchita,

yo te ofrezco una esperanza.

Ya no agaches la cabeza,

mira erguida hacia adelante,

con empeño y con firmeza

no podrán paralizarte.”

 

María Isabel Blanco, “Lady Bird (Mujer pájaro)

Hola, queridas mujeres valientes, os escribo esta carta para deciros que no lloréis en un sitio oscuro, pensando en que va a cambiar, por eso no te calles amiga mía. Nunca estarás sola y pide ayuda. Yo sé que vuestras vidas no son de color de rosa, sino morado, porque os enfrentáis a una fiera maligna, sé lo que estáis pensando. Por eso mujeres, no renunciéis a vuestra propia vida, ya que la vida es bella, solo se vive una vez. No sufras por un maltratador, nosotras valemos más de lo que creemos… No hay que tirar la toalla jamás. El motivo de escribiros esta carta, es para deciros que el amor no es felicidad y solo puedes creer en él, si provoca muchas más sonrisas que llantos. Tenemos que saber que alguien nos quiere tal y como somos, con nuestras virtudes y nuestros pequeños defectos, y nos da seguridad y confianza con nosotros mismos, una razón muy fuerte de alguien a quién le importas y desea lo mejor para vosotras, y que seáis muy felices amigas.”

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?