Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

La Script

María Guerra

Quinielas y rumores

Cannes es el festival que mejor sabe guardar el secreto del palmarés. Por la sala de prensa, hay murmullos y llamadas a colegas bien conectados. ¿Ha vuelto Javier Bardem a Cannes? ¿Alguien ha visto a Juliette Binoche? ¿Nuevas reservas en el hotel Martínez? En otros festivales, las filtraciones de los premios son el pan nuestro de cada día, pero no en Cannes. Aquí saben mantener la emoción hasta la ceremonia de esta tarde que presenta la actriz británica Kristin Scott Thomas, que lleva años viviendo en Francia y domina completamente el francés. La gala comienza a las siete y cuarto, y la Palma de Oro se sabrá pocos minutos antes de las ocho. Para preservar secreto, la organización retrasa hasta el límite del infarto la llamada a los ganadores. En el año 2006, las actrices de Volver -que recibieron un premio conjunto a todo el reparto- se enteraron casi a las 2 de la tarde. Y llegaron por los pelos a la ceremonia. Y se iban arreglando en el avión. Los favoritos de la crítica: 1) el director inglés Mike Leigh por Another Year, una historia de vida cotidiana. A favor: impecable y emocionante. En contra: ya ganó la Palma de Oro en 1996 por con Secretos y mentiras. 2) El iraní Abbas Kiarostami por Copie Conforme. La pareja retratada con todas sus miserías y grandezas, y magníficamente interpretada por Juliette Binoche. En contra: Kiarostami también repetiría Palma de Oro, que ya ganó con El sabor de las cerezas, 1997. 3) El tailandés Apichatpong Weerasethakul por su película "Tío Boonme recuerda sus vidas pasadas". Surrealista y poética, que podría gustar por igual los jurados, Tim Burton y Victor Erice. 4) En el capítulo de actores: Javier Bardem es el candidato favorito de toda la prensa internacional por su interpretación en Biutiful. Pero tiene de contrincante al reparto completo de la película francesa De dioses y hombres de Xavier Beauvois, que hacen una interpretación memorable de una congregación de monjes franceses que fueron asesinados en Argelia. Y un hombre feliz: Pedro Pío Martín Pérez. Es un granadino de 26 años que opta a la Palma de Oro de cortometraje por Maya. Un documental que narra tres días antes de una pelea de perros. Es la relación en la perra y su entrenador. Un alegato contra estos combates ilegales, que ha sido elegido entre 3.000 cortos presentados a la sección oficial. Pedro Pío lleva cuatro días en Cannes. Se ha comprado un smoking, y ya tiene claro las palabras que diría si gana el premio: "Gracias a Miguel Ángel Rodríguez Pinto, director de la Escuela Superior de Comunicación de Granada, que me ha patrocinado el viaje". Sus padres y su novia también por aquí, y ejercen de jefes de prensa.