Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

La Script

Palmarés olvidable

Nada ha brillado extraordinariamente en la sección oficial de San Sebastián, y por tanto, tampoco ha habido emociones en el anuncio del palmarés. Gana Peter Mullan, doble premio – Concha de Oro y actor, al joven Connor Mac Corran - por su drama juvenil ambientado en los 70, y el personal se queda frío. Pitos y aplausos. Es una película con un arranque potente y emotivo que va perdiendo fuerza a la hora, aunque conserva la dignidad del la narración. No tiene ni de lejos la fuerza de Las Hermanas de la Magdalena con la que Mullan ganó el Léon de Oro de Venecia en 2003. Se echa en falta más galardones para el drama rural Pan Negro de Agustí Villaronga, que sólo se lleva el de mejor actriz para la magnifica actuación de Nora Navas, en su papel de madre que sufre todos los golpes de la Guerra Civil. Caras de alucine entre los periodistas, que reconociendo que no es la gran película de Villaronga, piensan que se merecía más. De las cuatro películas españolas a concurso, se va el Gran Vázquez de vacío -ya llenará los cines-, y se lleva Elisa K de Judith Colell y Jordi Cadena, el más importante: el premio especial del Jurado que ha sido especialmente silbado en la sala de prensa. Aita de José María de Orbe, se lleva el premio a la mejor fotografía y ha sido de los pocos que parece justo. La película es extrema en lo experimental y lenta – sin argumento, con algunas conversaciones entre un guarda y el cura del pueblo. Pitos y aplausos otra vez. Y aplausos para el veterano Raúl Ruiz, por su premio a mejor director por Misterios de Lisboa. Cuatro horas y media de película, un folletín decimononico que es serie de televisión. Correcta, pero sin enloquecer. En resumen, qué aburrimiento de Sección Oficial! Los premios que ha entregado el jurado presidido por Goran Paskajievic han hecho lo que han podido con películas que se olvidarán pronto.