Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

SER Consumidor

Jesús Soria

De 06:00 a 07:00
SER CONSUMIDOR

Diez formas de ahorrar con los electrodomésticos

Usar el microondas en vez de el horno o el enorme consumo de los electrodomésticos más pequeños. SER Consumidor continúa dando pistas para gastar menos es su semana 'especial ahorro'

Subida del IRPF, cada vez más paro, recortes y, sobre todo, un ambiente en el que parece que da miedo gastar. Con este panorama, SER Consumidor ha preparado un programa especial con pistas y consejos para sobrellevar la crisis.

-Frigoríficos. Un 20% de la energía que gastamos en casa se destina a la refrigeración y congelación de alimentos. Elegir un frigorífico adecuado a nuestras necesidades es importante. Comprar uno de la mejor clase energética, A Plus, por ejemplo, te saldrá algo más caro, pero amortizarás la inversión en poco tiempo: en 15 años su consumo será de unos 450 euros frente a los más de 800 de uno de clase C.

-Lavadoras. Un ciclo de lavado a 90 ºC consume más o menos el doble que uno a 60 ºC. La mayor parte de esa energía consumida, entre el 80 y el 85%, es para calentar agua, por lo que al lavar con temperaturas bajas ahorrarás dinero.

-Lavavajillas. Hay que elegir el más adecuado a nuestras necesidades, priorizando que sea de clase energética A+ o superior. Ponerlo en marcha cuando esté complementamente lleno o intentar usar programas cortos y a baja temperatura cuando no esté lleno, hará que ahorremos mucho en la factura de la luz, ya que es uno de los electrodoméstico que más energía gasta.

-¿Ahorro más si friego a mano? Hay estudios que demuestran que pese al gasto que supone el lavavajillas, fregar a mano con agua caliente después de cada comida es más caro.

-Secadoras. Es un electrodoméstico que solo debería usarse en situaciones de urgencia o cuando secar la ropa al aire resulta imposible. Para abaratar su alto consumo, conviene centrifugar la ropa antes de meterla en la secadora.

-Microondas. Utilizar el microondas en lugar del horno para cocinar puede suponer consumir entre un 60% y un 70% menos de energía, además de ahorrarte mucho tiempo.

-Horno. Ojo al comprar el horno. Como en otros electrodomésticos, también hay que tener en cuenta que uno de clase A puede gastar la mitad que uno de clase inferior. Además, cada vez que abras la puerta mientras esté funcionando, algo muy habitual y muchas veces innecesario, perderás casi 30 ºC de calor. Es decir, más gasto añadido para volver a alcanzar la temperatura programada.

-Placas de inducción. Las cocinas de gas siguen siendo las más económicas, pero como la tendencia es comprar las eléctricas, la mejor opción es una de inducción. Son más rentables por su rapidez y eficiencia. Si, además, usas menaje de cocina con fondo grueso difusor, lograrás una temperatura homogénea y gastarás menos.

-Electrodomésticos mini. Los secadores de pelo, calefactores, planchadores de pelo... son a veces los enormes vampiros que consumen mucha energía, sobre todo aquellos que hace falta calentar antes. Mientras un robot de cocina tiene una potencia de 1.950 watios, una maquinilla de afeitar solo tiene 30 watios.

-Aire acondicionado. Mejor comprarlos fuera de temporada de verano. Los de 'bomba de calor' son los más aconsejables, pero un profesional nos orientará para ver qué equipo de adaptar mejor a nuesstras necesidades, ya que tan malo es quedarse corto con las frigorías como pasarse. Es muy importante mantenerlos a una temperatura de no más de 25 grados. El mejor ahorro para este tipo de electrodoméstico es un buen toldo y unas cortinas que aíslen bien y eviten tener que abusar mucho de él.

Mándanos tus #trucosparaahorrar a @SERconsumidor

SER Consumidor Domingo 4 de Marzo de 2012.