Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

cerrar

El Larguero

José Ramón de la Morena

L-S, de 00:00 a 01:30h y D, de 23:30 a 01:30h

El Athletic salió a hombros

Hola, buenos días. Aún con el aroma que nos dejó el fútbol anoche y que mezcla bien esta mañana con el perfume a café, los titulares de los periódicos y el sonido familiar de la radio en la cocina. Todo transmite esta mañana buen rollo por los buenos resultados de anoche, que nos regalan esta mañana vitaminas de optimismo gracias a nuestro fútbol, el del Atleti en sesión de tarde, que dejó la eliminatoria en cuesta abajo, con ese 3-1 frente a los turcos del Besiktas con los que descansó después del descanso, permitiéndoles ese gol. Y en la sesión de noche, el Valencia también aplastó a los holandeses del PSV, pero aún así les dejó levantarse en la segunda parte, y lo que era un 4-0 terminó en un 4-2, que debe servir para obligarles a estar más atentos en el partido de vuelta. Pero esa sesión de noche la acaparó el Athletic en Manchester con un partido que pasará a la historia y más de 8.000 bilbainos podrán decir “yo estuve allí”. Salió el Athletic valiente, arrimándose al Manchester y llegó la voltereta en el gol de Rooney, un rechace después de una contra inglesa. Pero el Athletic, como los buenos toreros, no se miró el traje ni los rasguños. Continuó igual, sometiendo y arrimándose al Manchester. Y llegó el cabezazo de Llorente, y después el golazo de De Marcos, y el teatro de los sueños enmudeció y sólo se oían los ¡Athletic¡, ¡Athletic¡ que llegaban desde las tribunas altas donde estaban los 8.000 seguidores rojiblancos. Y, entonces, hubo un tercer gol de Muniain, que les robó la cartera con una rapidez asombrosa, y a Ferguson se le atragantó el chicle y se le quedó una mirada de abuelo recogiendo al nieto del suelo, con las mejillas sonrosadas no sé si por sofoco o vergüenza, y en el último minuto el Manchester acortó distancias, pero el árbitro alemán se ve que disfrutaba tanto viendo jugar al Athletic que no quería que se acabara el partido. Y el partido acabó, pero esta mañana yo aún sigo escuchando el sonido de los cánticos vizcaínos y alguno habrá que se despierte dudando si lo habrá soñado. Pues no, fue en el teatro de los sueños, pero fue real, ganó el Athletic 2-3 al Manchester.