Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

La Script

María Guerra

Málaga 2012. Un palmarés con estridencias

[Escucha el programa de 'La Script' con el balance del Festival de Málaga] Desde el principio del certamen se hablaba de la superioridad de Los Niños Salvajes de Patricia Ferreira, justa ganadora de la Biznaga de Oro- junto a mejor guion, mejor actriz de reparto para Aina Clotet y actor de reparto para Álex Monner- por la sobria película de tres adolescentes abandonados en su confusión por unos padres, supuestamente normales, pero que están igualmente confusos. Desde el thriller frío, Ferreira apuesta por una narración que marca distancia con los tres adolescentes a los que sigue en su rutina diaria: familia, instituto y botellón. Magníficamente interpretado por Marina Comas, Albert Baró y Àlex Monner, que jamás declaman nada sino que viven ante la cámara la pavorosa soledad que sienten ante un mundo adulto que, de pura inmadurez, no puede ayudar a sus propios hijos. La estridencia del palmarés es la avalancha de premios para Carmina o revienta: premio especial del Jurado, premio del público y mejor actriz protagonista. Se trata de una rareza brillante de Paco León, que debuta como director con un falso documental basado en la arrolladora personalidad de su madre. Carmina Barrios tiene una presencia y magnetismo escénico que deslumbra y llena la pantalla. Sin embargo, su hijo ha racaneado en guion. Carmina se abre en canal ante la cámara, incluso defeca en una escena francamente divertida, pero la historia se queda raquítica y es díficil que sobreviva como hizo El Desencanto (1976). Carmina o revienta se ha quedado más cerca del fugaz escándalo que se montó con la supuesta despedida de Joaquin Phoenix en I´m still here (2010). El galardón más aplaudido (y muy merecido) ha sido para Antonio Dechent que apabulla con talento y oficio al interpretar a un comerciante borracho y hundido en A puerta Fría de Xavi Puebla, que también ha conseguido el premio de la Crítica por una historia sobra la esclavitud moderna que es el trabajo. Ha habido carraspeos y malas caras al premio de mejor director para Imanol Uribe por Miel de Naranjas, un thriller ambientado en la posguerra que resulta correcto, pero insulso, y con garrafales errores de casting en los protagonistas. El de Uribe, se puede considerar un premio de consolación para un veterano que el Festival de Málaga necesita tener de su lado, aunque no le haya salido su mejor película. En definitiva, esta XV edición ha sido correcta y con un nivel mucho más digno que la desastrosa cosecha del año pasado.