Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

SER Consumidor

Jesús Soria

DOMINGOS, de 06:00 a 17:00H

Desahucios: Defraudados

El Gobierno ha tomado una serie de medidas para, al menos sobre el papel, solucionar el problema de los desahucios, y las medidas se quedan en soluciones para unos pocos, pero para nada se entra en el fondo de la cuestión. Defrauda que la mayor parte de los afectados se quedan prácticamente como estaban, antes del detonante en la búsqueda de soluciones: el suicidio de Amaia Egaña. Defraudan las medidas – que se lo digan a los afectados, a las plataformas, a los jurídicos, a los jueces – y defrauda que después de muchos años sufriendo un cáncer como el de los desahucios, con 400.000 familias que ya han perdido ya su vivienda, ni un gobierno ni otro hayan logrado tocar alguna “tecla” un poco más ambiciosa. Y defrauda sobremanera que después de varios días de reuniones, no sean capaces de llegar a un acuerdo para buscar soluciones. Defrauda que cualquier movimiento en materia bancaria, como abordar de una vez por todas una Ley Hipotecaria caduca, se tenga que consultar a los todopoderosos bancos y, todavía peor, a la Troika, Comisión Europea, BCE y FMI. Defrauda todavía más que Europa se enfade por las medidas mínimas adoptadas en España estos días. Defrauda también que con estas medidas de mínimos, la banca no se muestre conforme y, sin embargo, diga que al final lo pagan ellos. Y defrauda, sobre todo, sabiendo que el 97% de los hipotecados pagamos religiosamente nuestros recibos y que sólo un 3%, por razones obvias, han dejado de pagar. ¡ Ya les gustaría poder hacerlo ! Sobre todo cuando muchos hipotecados están así por culpa de las propias entidades financieras, de las sociedades de tasación, de todo el engranaje bancario-inmobiliario que se ha lucrado generosamente, durante décadas, del boom del ladrillo pero que ahora, hundido en sus propio 'vómito', pretende que solo paguen quienes menos culpa tienen. Defrauda que miles de familias no tengan techo cuando los bancos tienen miles de pisos vacíos a los que no pueden dar salida. Defrauda que no sepamos buscar una salida. Defrauda que los matemáticos, que solo entienden de matemáticas, como decía el otro día Iñaki Gabilondo, sean los que tienen que dar salida a este drama. Pero está claro: No estamos hablando de personas.