Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

La Script

María Guerra

Colapsos financieros en el cine

Esta semana se estrena 'El Capital' del director greco-francés, Costa-Gavras, una cinta que retrata el ascenso de un sicario del capítal en plena burbuja crediticia. El combativo director de 'Z', desnuda en este trabajo la crisis. Paraísos fiscales, mercados, deuda soberana... todos estos términos aparecen por boca de su protagonista, el actor francés Gad Elmaleh, que interpreta a un banquero con ansias de poder. Desde que en septiembre de 2008 cayera el gigante Lehman Brothers, el cine se ha intentado acercar a la crisis financiera que, desde esa fecha, lleva asolando a Europa y Estados Unidos. Y es que desde sus inicios, el séptimo arte ha intentado reflejar en la gran pantalla lo que sucede en la sociedad. De todos los géneros, el documental es el que más se acerca a los entresillos de ese ente llamado "los mercados". Inside Job , dirigido por  Charles Fergurson y narrado por el actor Matt Damon dio la campanada al alzarse en 2010 con el Óscar. A través de una extensa investigación y de entrevistas a financieros, políticos y periodistas, se muestra el auge de empresarios sin escrúpulos y la degradación de la política y la educación. El ecléctico Michael Winterbottom adaptó en un documental el libro de Naomi Klein, La doctrina del Shock (2009) que pronfundiza en lo más retorcido y oscuro del capitalismoThe Flaw es otro documental, David Sington, cuyo título hace alusión a unas declaraciones del presidente de la reserva federal de los EE. UU., que reconoció "un fallo" en el capitalismo mundial. Si hablamos de documentales, no puede faltar quien revitalizó el género en Hollywood, Michael Moore, después del uso de armas, de la situación de la sanidad en su país, Moore trae Capitalismo: una historia de amor (2009). La BBC puso en marcha el documental Los últimos días de Lehman Brothers, una recreación del fin de semana más dramático en Wall Street desde la crisis de 1929. Fue en Grecia, el país más asolado por la crisis de deuda, donde se rodó Debtocracy, cruel retrato de lo que ocurre en la que fuera la cuna de la democracia. Hollywood se conciencia Pero la ficción no se ha olvidado de la crisis, en 2011 se estrenó Margin call, es una producción estadounidense que se centra en las andanzas de ocho trabajadores de un poderosísimo banco de inversión durante las 24 horas previas al colapso de 2008. Entre sus protagonistas nombres como Kevin Spacey, Paul Bettany, Jeremy Irons y Demi Moore. La cadena HBO realizó Too big to fail, un retrato de esos hombres poderosos de Wall Street. El debut en la dirección de John Wells se produjo con The Company Men (2010) con Ben Affleck, Kevin Costner y Tommy Lee Jones. Aquí en España, Isabel Coixet está rodando Ayer no termina nunca, una película que reflexiona sobre el futuro de las generaciones más azotadas por la crisis. Desplome de Wall Street El interés del cine por las crisis económicas no es nuevo, tras el crack del 29 (del que se dice que es el golpe más duro a la economía hasta la crisis financiera actual), los guionistas han encontrado en la gran depresión un tema recurrente. John Ford adaptó la novela de Joseph Steinbeck, Las uvas de la ira (1940), sobre la lucha contra a pobreza y el hambre en la América de los años 30. Años más tarde Sydney Pollack retrataría el ambiente de pobreza y miseria de esa crisis alrededor de un maratón de baile en Danzad, danzad, malditos (1969). Más salvaje fue Arthur Penn en Bonnie & Clyde (1967), con Faye Dunaway y Warren Beatty la historia de una pareja de fujitivos que recorre los Estados Unidos asaltando bancos, favoreciendo a los humildes. Hasta Woody Allen tuvo un acercamiento a esa Gran Depresión con La rosa púrpura del Cairo (1985). Fuera de la gran depresión, también el mundo de las finanzas ha sido retratado una y otra vez, Oliver Stone realizó Wall Street, (1987)un relato de la ambición de esos altos ejecutivos protagonizado por Michel Douglas. El propio Stone volvió a la carga en 2010 con la secuela Wall Street: el dinero nunca duerme (2010). En realidad si miramos la historia del cine, vemos que fue Charles Chaplin uno de los primeros en contarnos lo que el capitalismo salvaje podría traernos. En Tiempos Modernos, (1936) criticaba, con su particular estilo, la deshumanización del trabajo mecánico.  Antes de Chaplin, hubo otro cineasta que situara al hombre como víctima del trabajo, el alemán Fritz Lang dirigió  Metrópolis, una película muda del año 1927.