Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Hoy por hoy

Gemma Nierga y Pepa Bueno

De 06:00 a 12:20
documentointegro

Petrificar la Constitución no es la mejor manera de respetarla

Pepa Bueno, durante la presentación de la nueva temporada de Cadena SER, en la que dirigirá - junto a Gemma Nierga - 'Hoy por Hoy' / CADENA SER

La Cadena SER les está contando que el año pasado a Gerardo Díaz Ferrán la declaración de la renta le salió a devolver. De hecho, la Agencia Tributaria le devolvió 2.000 euros.

La investigación en marcha en la Audiencia Nacional le ha acreditado ya un patrimonio de más de cinco millones de euros y unas deudas muy superiores. Hemos de pensar que una investigación así no se desarrolla en unos meses por lo que resulta sorprendente que no se cruzaran los datos de su declaración de la renta con la investigación de la Audiencia Nacional.

La perplejidad que provoca la noticia de Díaz Ferrán, el fiasco reciente de la amnistía fiscal, la evidencia de todo el dinero español que aún sigue escapando de Hacienda... nos ha hecho ir a la Constitución, en pleno debate sobre su reforma y un día después de celebrar sus 34 años. Su artículo 31 habla justamente de política fiscal y su espíritu no puede ser más claro, dice: "Todos contribuirán al sostenimiento de los gastos públicos de acuerdo con su capacidad económica mediante un sistema tributario justo inspirado en los principios de igualdad y progresividad".

Un poco más allá, en el artículo 47, la Constitución proclama que "todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada"..., o el 28, donde se recoge que todos tienen "derecho a sindicarse libremente"... ahora que en tantos sitios se demoniza la actividad sindical...

La Constitución acaba de cumplir 34 años y muchas voces creen necesaria una actualización del texto. Quizá la clave para abordar con naturalidad este asunto sea deshacernos de las palabras que nos dan miedo. Dejemos de hablar de "cambiar" la Constitución o de "reformar" la Constitución. Hablemos de "mejorarla".

Ayer mismo planteaba Alfredo Pérez Rubalcaba convertir a la sanidad, a esta sanidad pública, universal y gratuita que tanto apreciamos y que en el 78 era todavía imperfecta, en un derecho fundamental. En un derecho constitucional especialmente blindado. O como, recordaba María Dolores de Cospedal, modificar la anacrónica prevalencia del varón sobre la mujer en la sucesión de la Jefatura del Estado. O Redefinir el papel del Senado.... No es tan difícil. Hace poco más de un año PSOE y PP pactaron en apenas un mes una modificación constitucional para incluir el techo de gasto público que recomendaban Berlín y Bruselas.

Petrificar la Constitución no es la mejor manera de respetarla, eso está claro. Tarde o temprano habrá que adaptar algunos de sus artículos y deberán hacerlo, eso sí, con el mayor consenso posible. Pero, de momento, la mejor manera de respetarla hoy es cumplirla, cumplir lo que ya está escrito, lo que se escribió en un momento de nuestra historia en el que se supo distinguir claramente lo urgente de lo importante.

Pepa Bueno: "Petrificar la Constitución no es la mejor manera de respetarla".