Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

SER Consumidor

Jesús Soria

De 06:00 a 07:00

Comer bien, ¡qué difícil!

Ojo, no trato de amargar a nadie estas próximas fiestas, ni las celebraciones de empresas, de amigos, de familias… No están los tiempos para más sustos de los que ya nos dan cada día, casi a cada instante. Pero sí reflexionar alrededor del Día Nacional de la Persona Obesa que se celebró el viernes 14. Más que nada porque somos un país en el que supuestamente 'comemos muy bien', en el que supuestamente cuidamos la dieta mediterránea, al menos sobe el papel, pero la tozuda realidad habla de que la obesidad y el sobrepeso se han instalado, y con ánimo de quedarse, en la población: más de la mitad de la población adulta tiene problemas y nada menos que el 44% de los niños. Por eso me ha gustado el “plato ideal” diseñado por la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad, que consiste en más consumo de verduras, hortalizas y frutas, más cereales, sobre todo integrales, más legumbres, más pescado y más grasas saludables, como el aceite de oliva. Y, por el contrario, menos lácteos enteros (optar por los desnatados) y menos carnes rojas ricas en grasas (mejor las magras). Bueno, y un toque/puñado de frutos secos al día “que previenen enfermedades crónicas y no aumentan el riesgo de obesidad”, como dicen los expertos de SEEDO y SEEN. Naturalmente, en éste “plato” hay que incluir media hora de paseo al día, por lo menos. Como dice la doctora Irene Beltrán, miembro de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición, “lo que pongas cada día en tu plato va a determinar no sólo tu peso sino también tu salud”. Dicho esto, cabría preguntarse qué está pasando para que las cifras de obesidad y sobrepeso vayan aumentando pese a todos los programas en marcha para evitarlo, pese al mayor control en los menús infantiles, pese a los esfuerzos de los padres por alimentar cada vez mejor a sus hijos, pese a que, aparentemente, hacemos más deporte, pese a… Y, sobre todo, cabría preguntarse, qué va a pasar ahora cuando la crisis también es un grave obstáculo para, en muchos casos, poder llevar a cabo la alimentación más correcta: es obvio que las frutas y verduras no son precisamente baratas, lo mismo podemos decir del pescado, del aceite de oliva… Creo que ha llegado el tiempo de redoblar esfuerzos desde las administraciones y desde los profesionales de la nutrición-dietética para que aprendamos de verdad a comer correctamente, que nos falta mucha información y erradicar falsos mitos. Pero nos es fácil, a veces lo barato es lo que más engorda, es lo que más nos meten por los ojos, no hay tiempo para volver a la gastronomía buena/barata que necesita tiempo de elaboración, hay mucho alimentos con grasas poco saludables, no tenemos casi tiempo ni para masticar correctamente, nos venden ciertas bebidas y hábitos poco saludables por los ojos… La verdad, comer bien es tan complejo como complicado.     *Mitos y realidades de una alimentación saludable *¿Conoces el plato ideal?