Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Hoy por hoy

Gemma Nierga y Pepa Bueno

LUNES A VIERNES de 06:00 a 12:20h
documentointegro

España está mucho peor que hace un año

Pepa Bueno, durante la presentación de la nueva temporada de Cadena SER, en la que dirigirá - junto a Gemma Nierga - 'Hoy por Hoy' / CADENA SER

Este viernes hace un año que Mariano Rajoy entraba por las puertas de la Moncloa. Y lo primero que hay que decir en justicia es que ha sido un año muy difícil. Con muchas dificultades de todo tipo: económicas, sociales, políticas e institucionales.

Pero hoy toca hacer balance y el resultado es muy negativo. En este tiempo se han derrumbado tres mitos importantes: Uno, que el Partido Popular gestiona bien las crisis; dos, que su sola llegada al poder genera confianza y arregla los problemas; y tres también ha caído al pozo la teoría de que un gobierno de los altos funcionarios del Estado garantizaba una gestión al menos eficaz.

Pues no. España está mucho peor que hace un año. Causa sonrojo que Rajoy pretenda seguir responsabilizando al PSOE y a Zapatero de los problemas actuales y demuestra además una extraña concepción de la responsabilidad política un año después de que los ciudadanos desalojaran a los socialistas del poder.

Lo cierto es que vamos camino de los seis millones de parados, que el país sigue sumido en una recesión profunda y que los conflictos sociales comienzan a agudizarse. De la gestión del Partido Popular en estos doce meses quedará para la historia el monumental recorte de derechos que está acometiendo. La sanidad, la educación, la investigación, los servicios sociales, la reforma laboral o la justicia son solo seis ejemplos de primera magnitud. De ese retroceso nos queda además la inquietante sensación de que se está ofreciendo a las empresas privadas que hagan negocio en el territorio de los derechos, quizás como alternativa a un sector inmobiliario muerto y enterrado.

El Gobierno del PP ha incumplido de cabo a rabo su programa electoral. No sólo lo ha incumplido, ha hecho justo lo contrario: comenzando por la subida del IVA. Y lo ha hecho sin llamar al pan, pan y al vino, vino, como prometió Rajoy. Todo lo contrario, lo han explicado con eufemismos y medias verdades.

Este Ejecutivo ha sido incapaz de cerrar un solo acuerdo relevante, justo cuando la sociedad española más lo demanda. Al revés, ha gobernado por decreto, ha utilizado el decreto ley hasta 29 veces, el doble de lo que hicieron todos sus antecesores en su primer año de legislatura. Y eso pese que dispone de una cómoda mayoría absoluta en el Congreso .Y por si faltaba algo, tiene a algunos ministros incendiando alegremente la escena pública.

En el haber del Ejecutivo está la mejora de la balanza exterior y la reducción del déficit, aunque nos parezca erróneo su criterio a la hora de priorizar y jerarquizar los recortes. El Gobierno, con algo de misticismo, pide a los ciudadanos que entiendan que hay que sufrir para salir del agujero. Pero esta petición llega tras cinco años de crisis, cuando la sociedad española acumula ya suficiente castigo y sobre todo sin un horizonte que lo justifique.

A estas alturas es evidente que resulta suicida el empeño en insistir en la austeridad y los recortes como única receta contra los problemas. Pero lo peor es la certeza de que el Gobierno no tiene un proyecto de país. Más allá de la agenda de ajustes, no se vislumbra una estrategia de futuro; no hay datos sobre cuál es el cambio de modelo productivo que tienen en la cabeza; ignoramos cómo pretenden dar salida al paro juvenil; no sabemos qué quieren para España y cómo piensan poner en marcha a este país una vez que pase la tormenta.

Ha sido un año muy malo, muy difícil. Un año traicionero, vaya en su descargo, pero esa realidad no le libra de un suspenso rotundo. La sociedad española aguardaba esperanzada -como demostraron las urnas- la llegada del Partido Popular. Hoy tiene derecho a sentirse decepcionada y, lo que es peor, con una importante falta de expectativas.

Pepa Bueno: "España está mucho peor que hace un año".