Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

La Script

María Guerra

De 16:00 a 17:00

P. T. Anderson: "The Master no ha gustado. La gente se pregunta: ¿Quién coño es ese loco?"

El director de Magnolia (1999) y Pozos de Ambición (2007), en su tour de promoción de The Master por Europa reconoce que, a pesar de las expectativas creadas, su película basada libremente en líder de la secta de la Cienciología no ha convencido en EEUU: "No gustó a la crítica. Ya me ha pasado antes y supongo que no será la última vez". En una entrevista que concedió a La Script en París en diciembre, Paul Thomas Anderson reconoce que el tema de la Cienciología funcionó como un reclamo que luego no se ha cumplido:"Creo que si no gustó, no fue por motivos religiosos. Probablemente los espectadores ven al personaje de Joaquin Phoenix y piensan:¿Quién coño es este loco? No les interesa. Es así de simple. A los espectadores no les inspira compasión este hombre". The Master se estrena en España este viernes 4 de enero. La expectación en torno a The Master por su relación con la Cienciología surgió sobretodo en las primeras fases del rodaje, y en el estreno mundial en el pasado Festival de Venecia, Anderson - íntimo amigo de Tom Cruise con quien trabajó en Magnolia- tuvo que aclarar que Cruise ya había visto la cinta: "Sí, Tom la ha visto y seguimos siendo amigos. El resto queda entre nosotros". The Master narra los primeros años de la formación de una secta muy parecida a la Cienciología fundada por L. Ron Hubbard, y se centra sobretodo en la malsana relación de dominación y sometimiento entre dos hombres: Philip Seymour Hoffman interpreta al gurú y y Joaquin Phoenix a un seguidor borracho y agresivo que entra en la secta en 1950. A sus 42 años, delgado, con rostro aniñado y vestido con un jersey con las mangas rotas, Anderson defiende con pasión a sus actores y especialmente a Joaquin Phoenix que se mete en la piel de un personaje perturbado y que se comporta con una inquietante animalidad: "Joaquin se tomó muy en serio la idea que estaba en el guión de que su personaje tuviera un cierto aire de un hombre que se comporta como un animal. Con esa idea se enfrentó su trabajo, se pasó horas y horas observando animales en You Tube, en particular animales enjaulados". Especialista en sacar oro de las interpretaciones de sus actores, en los Globos de Oro que se celebran el próximo 13 de enero, los tres actores protagonistas - Joaquin Phoenix, Philip Seymour Hoffman y Amy Adams- han conseguido nominaciones por sus trabajos. Phoenix vuelve al cine de ficción tras su anuncio de retirada en 2008, y después del escandaloso documental I´m still here (2010) en el que exhibía como un excéntrico personaje harto del cine y dispuesto a iniciar una carrera como rapero: "¿Se ha estrenado I´m still here en España?", pregunta Anderson," ¿Le interesó a alguien? A mí sí, y de hecho, le ofrecí trabajar conmigo cuando terminó esa película. Es un tipo duro. Yo sabía que era el tipo de actor que puede hacer una gran transformación física. En su carrera siempre ha demostrado su fisicalidad. Ha sido muy excitante trabajar con él. Se le podría comparar con Daniel Day Lewis, con el que me gustó trabajar en Pozos de Ambición". Philip Seymour Hofman es un viejo conocido de Anderson, con quien ha trabajado en Boogie Nights (1997) y en Magnolia, y al que corresponde el papel más contenido, de un líder déspota con sus fieles y sumiso con su esposa que interpreta una feroz Amy Adams: "Es como una especie de personaje a lo Lady Macbeth. No es tan dura, pero le anda cerca. Es una mujer que puede ser monstruosa en su busca de la perfección". Anderson ha dedicado cuatro años a The Master, y tras su tibia acogida en EEUU se muestra "algo confuso. Me entristece levemente el hecho de sentirme incomprendido, pero sé que es un sentimiento temporal que se desvanece con el tiempo. Entiendo que la gente siente mucha curiosidad por la Cienciología porque es un movimiento que siguen las estrellas de cine. Yo tenía que hacer esta película y no porque fuera polémica. No soy un director polémico, si algo me tengo que preguntar a mí mismo es que si merece la pena hacerlo. Con respecto a la polémica, posiblemente infravaloré la controversia que podía acarrear".