Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Notas de Cine

Antonio Martínez

Beguin The Beguine

Sí, efectivamente, volvemos a empezar. Después de unas semanas ausentes reanudamos nuestra cita semanal este 2013 con el blog de Notas de cine. Y lo hacemos abriendo nuestro “libro gordo de la música de cine” por el capítulo que dedicamos a uno de los compositores  más importantes de la primera mitad del siglo XX, autor de numerosos musicales de Broadway, bandas sonoras de películas y de inolvidables canciones: Cole Porter. Todos los que le conocieron le definían como uno de los mayores hedonistas del siglo XX. Era elegante, vividor y exquisito. Procedía de una familia muy rica, pero además de dinero tenía talento. Su lema era: “No lo digas, cántalo”. Para él la música y la letra eran igual de importantes y debían estar perfectamente fundidas formando un todo inseparable. Fue él el que definió la estructura moderna de la canción popular y añadió a sus letras humor, ironía e ingenio. Cole Porter es autor de casi mil canciones; muchas de ellas las podemos encontrar en más de quinientas películas y series de televisión. Canciones que son ya clásicos de la música universal y que han sido interpretadas por artistas de diferentes generaciones. ¿Quién no ha escuchado o tarareado alguna vez “Begin the Beguine”, “Night and Day”, “I Love Paris” o “Let’s Do It”? Nació en 1891 y fue su madre quien le enseñó a tocar el piano a los seis años. Su abuelo, en cambio, quería que estudiara derecho para que después dirigiera los negocios de la familia. Fue a la Universidad de Yale y allí compuso sus primeras canciones para la asociación teatral y para el equipo de fútbol universitario. En 1916 algunos de sus amigos le ayudaron a producir su primer espectáculo teatral. La obra fue un gran fracaso y él decidió irse a París. Allí viviría los años siguientes estudiando música y colaborando con una fundación médica. Además en 1919 conoció a una hermosa viuda, ocho años mayor que él, y decidieron casarse. El matrimonio era un acuerdo de convivencia porque Porter era abiertamente homosexual. Fue Irving Berlin quien le convenció para que no desaprovechara su talento musical y volviera a componer para el teatro. Los años 30 fueron su época dorada. Todas sus revistas musicales se convirtieron en éxitos, títulos como “París”, “The New Yorkers”, “La alegre divorciada” o “Anything Goes”.  Muchas de ellas fueron posteriormente adaptadas a las pantallas de cine. Pero además Porter compuso bandas sonoras y canciones para numerosas películas: “Rosalie”, “La nueva melodía de Broadway”, “Desde aquel beso” o “Nacida para la danza” en donde aparecía otro de sus grandes clásicos, “I’ve got you under my skin”. En 1937 un accidente truncó su carrera. Estaba montando a caballo y el animal cayó sobre él machacándole las piernas. Los médicos aconsejaron amputárselas pero su esposa se negó. El precio que tuvo que pagar por conservar las piernas fue caro. Vivió con dolores el resto de su vida y tuvo que ser operado decenas de veces. Pero sentado en silla de ruedas o caminando con bastones Cole Porter siguió componiendo. En 1948, cuando todos pensaban que su carrera estaba acabada Cole Porter volvió a obtener un éxito en Broadway con una opereta titulada “Bésame Kate” que estuvo más de tres años en cartel. En la adaptación que se hizo al cine, en 1953, el propio Porter aparecía como personaje dentro de la película. El éxito había vuelto pero su salud no le daba tregua. El compositor sufrió un nuevo golpe moral en 1954 con la muerte de su esposa, lo que le hizo caer en una profunda depresión. Pese a todo aún compondría notables comedias musicales como “Can-Can” o “Alta sociedad”, la película protagonizada por Grace Kelly, Frank Sinatra y Bing Crosby. Gracias a esta última película en Cole Porter ganó el Oscar a la mejor canción por el tema “True love”. Los últimos años de su vida los pasó recluido, alcoholizado y solo, en su casa de Hollywood. Murió en 1964. Un triste final para uno de los músicos americanos más importantes del siglo XX.  En 1946 el director Michael Curtiz rodó una película sobre su vida. Se tituló “Noche y Día” con Cary Grant dándole vida en la pantalla. Hemos charlado con uno de los grandes del cine y del teatro musical en España: José Sacristán. Este mismo fin de semana se ha estrenado su última película, “El muerto y ser feliz” de Javier Rebollo por la que es candidato al Goya en la categoría de mejor actor. En este film interpreta a un viejo asesino a sueldo, a punto de morir, que recorre diversas carreteras, pueblos y ciudades de Argentina. A lo largo de los años hemos oído la inconfundible voz de Pepe Sacristán en cientos de películas, y en algunas de ellas la música tiene mucha importancia como “Un hombre llamado Flor de Otoño” o “Cara de Acelga”. También ha protagonizado zarzuelas y musicales teatrales como “Yo me bajo en la próxima ¿y usted?”. “El Hombre de la Mancha”. José Sacristán nos ha contado que es un apasionado de la copla y del flamenco y un gran admirador de Antonio Molina. El estreno de “Los Miserables” nos pilló durante las Navidades en las que  hemos tenido un par de programas especiales. Pero no queríamos dejar pasar la oportunidad de comentar la película en nuestro programa y lo hacemos esta semana gracias a su banda sonora que ya se ha editado. El disco es una especie de momentos estelares del film porque la banda sonora entera duraría lo que toda la película, es decir más de dos horas y media, ya que no hay apenas diálogos hablados. “Los Miserables” se rodó con sonido directo, con los actores cantando mientras actuaban. Nosotros hemos querido escucharles, analizarles y ponerles nota. Desde el más discutido de todos ellos, que es Russell Crowe, a una de las más brillantes, Anne Hathaway, que interpreta la escena más conmovedora de la película: un plano secuencia sin cortes y rodado casi todo en primer plano cantando “I dreamed I dream”, un número por el que probablemente ganará el Oscar a la mejor actriz de reparto. La gran revelación de la película es el actor Eddie Redmayne que interpreta a Marius y que no solo brilla como actor sino también como cantante. De los otros secundarios, Amanda Seyfried como Cosette no tiene demasiadas oportunidades de lucimiento. Sí destaca en cambio, y mucho, Samantha Barks que interpreta a Éponine. Es su debut en el cine y es la única del reparto que había representado su papel anteriormente en el teatro. También escucharemos al matrimonio de mesoneros que forman Helena Bonham Carter y Sacha Baron Cohen y por supuesto mención aparte merece Hugh Jackman, fantástico en su personaje de Jean Valjean. La película musical de esta semana nos traslada a un club de San Francisco. Allí Frank Sinatra tiene una dificilísima elección: ¿Se enamorará de una viuda millonaria interpretada por Rita Hayworth o de una joven corista a la que da vida Kim Novak? El título del film es “Pal Joey”. Pal Joey fue un personaje que nació en las páginas del New Yorker. Más tarde dio el salto a la novela; luego a los escenarios de Broadway en un musical compuesto por Richard Rogers y Lorenz Hart y finalmente, en 1957, dio el paso definitivo al cine. Es la historia de un cantante de poca monta que tiene una gran debilidad por las chicas. Pal Joey fue el último musical que rodó Rita Hayworth. Tenía 37 años y  seguía estando especialmente guapa y seductora. Lo curioso es que debía interpretar a una mujer bastante mayor que Frank Sinatra cuando en realidad el cantante era tres años más viejo que ella. En la película se luce especialmente en un número titulado Zip en donde se quita los guantes al más puro estilo Gilda. Durante todos los sábados de enero TCM está emitiendo un ciclo con alguno de los mejores westerns de todos los tiempos, un repertorio de películas que abarcan diferentes épocas y estilos. Sé podrá ver por ejemplo el oeste más épico y tradicional, representado por títulos como "La conquista del oeste", "La diligencia", o "El tren de las 3.10" y el que reflexiona sobre la violencia, el paso del tiempo y que desmitifica su propia leyenda en largometrajes como "Sin perdón", "Grupo salvaje" o "La balada de Cable Hogue". Hoy os hablamos de "Winchester 73", el primero de los ocho westerns que hicieron juntos el director Anthony Mann y James Stewart. Es la historia de dos hermanos que se odian y  que compiten por hacerse con la famosa arma que da título a la película, un rifle de repetición que revolucionó el viejo oeste. Os esperamos como siempre a las 5 de la madrugada y os recordamos que, a partir del lunes, os podéis descargar el programa en las páginas web de cadenaser.com y canaltcm.com. Hasta la semana que viene.