Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

La Script

María Guerra

De 16:00 a 17:00

Las bandas sonoras de los músicos

Alfonso Cardenal  El cine perdería mucho sin la música. El mar daría menos miedo sin la música de Tiburón, las duchas no serían lo mismo sin la canción de Psicosis. La música aporta matices, sentimientos, sensaciones. Esta semana vamos a hablar de músicos que han grabado bandas sonoras íntegras. En 2007 Sean Penn decidió ponerse tras las cámaras para contar la historia de Hacia rutas salvajes, la historia real de un joven que decidió abandonar la sociedad para adentrarse en la naturaleza. Para esta aventura el actor y director decidió contar con Eddie Vedder, cantante de Pearl Jam. Vedder ya había grabado canciones para Dead Man Walking y Yo soy Sam, ambas interpretadas por Sean Penn. El músico de Seattle compuso una banda sonora maravillosa que encaja a la perfección con la historia de la película, un disco y una película muy recomendable. Into the wild fue además la primera incursión en solitario de Eddie Vedder La semana pasada estuvimos escuchando una canción de Nick Cave en El cielo sobre Berlín de Win Wenders y esta semana volvemos al director alemán para escuchar la banda sonora de Paris, Texas, película con la que Wenders ganó la Palma de Oro en Cannes y cuya banda sonora está íntegramente compuesta por Ry Cooder. Para este trabajo, Cooder compuso una obra instrumental llena de matices sonoros que sin distraer la atención del espectador sobre la trama conseguía fusionarse con ella para ofrecer un conjunto redondo que casaba a la perfección con el árido paisaje texano. Ry Cooder ha editado más de una quince de álbumes de estudio y ha trabajado en numerosas bandas sonoras, de hecho volvió a trabajar con Wenders con la música del documental Buena Vista Social Club. Hay músicos cuya obra marina a la perfección con la fuerza evocadora de determinados paisajes cinematográficos. Este es el caso de Jonsi, cantante islandés de Sigur Ros. El músico entró a formar parte del proyecto de Un lugar donde empezar antes de que él mismo lo supiese. Cameron Crowe se enamoró de su música y se la solía poner a los actores durante el rodaje de la película. Finalmente el director consiguió convencer al músico de que colaborase en la película y lo hizo con una magnifica colección de canciones evocadoras y sentimentales que encajan a la perfección con la historia de la película. Cerramos este post con una de las mejores bandas sonoras de todos los tiempos, se trata de la música de Pat Garrett & Billy the Kid de Sam Peckinpah (1973). Peckinpah consiguió que Bob Dylan grabase toda la música de su western, a cambio le ofreció un pequeño papel en su película, papel que valió para demostrar que el músico no tiene grandes aptitudes para la interpretación. La genial película cuenta además con la primera versión de Knockin on heavens door. Una versión simple y corta que con los años fue ganando verso tras verso, mutando, evolucionando, como lo ha hecho siempre la música del compositor de Duluth. Nos despedimos esta semana. Para participar y darnos tus ejemplos puedes utilizar el blog y también las redes sociales del programa con la etiqueta #juegoscript