Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

El Larguero

José Ramón de la Morena

L-S, de 00:00 a 01:30h y D, de 23:30 a 01:30h

El engaño de Armstrong

Esta mañana los periódicos aún no hablan de esa justificación, que no confesión, de doping, que ha dado Lance Armstrong esta madrugada a Oprah Winfrey   en  el canal americano de TV  Discovery  Max. Porque Armstrong lo que ha hecho es justificarse diciendo  que “es lo que hacían todos”. No ha sido esa confesión arrepentida que todos esperábamos en la que explicara cómo y quién le suministraba el dóping y donde mostrase arrepentimiento por el desencanto y desengaño producido a tanta gente. Gente que contribuía con sus donativos a crear y mantener la fundación que lleva su nombre. Gente que le admiraba y que le creía mejor que los demás. No era mejor. Tenía los mejores productos dopantes y los que mejor sabían emplearlos, tanto que nunca dio positivo. Pero él, que se codeó con Bush en la Casa Blanca, debía recordar aquella frase de Lincoln: “un hombre puede engañar a todos algún tiempo, a algunos, todo el tiempo, pero ningún hombre puede engañar a todo el mundo todo el tiempo”. Ni siquiera tú, Armstrong, que te  apropiaste de siete tours y otros tantos éxitos, e incluso perseguiste con saña mafiosa a los ciclistas arrepentidos que intentaron confesar el doping. Ya ves, les llamaste chivatos… y acabas chivándote tú.