Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Punto, SER y partido

Rafa Nadal, 221 días después

Rafa saca durante el partido de dobles

Rafael Nadal volverá a saltar a una pista de tenis (en el circuito individual) esta noche a las 22:00 (C+) 221 días después de caer frente a Lukas Rosol en Wimbledon lastrado por una lesión de rodilla. 221 días en los que el tenis no se ha parado pese a echar de menos al siete veces campeón de Roland Garros.

221 días en los Murray se ha hecho mayor y compite de tú a tú tanto con Federer como con Djokovic, su asignatura pendiente. Además de haber ganado los Juegos de Londres y el US Open, su primer grande. 221 días en los que Federer sigue retando a la edad y muestra su competitividad y clase torneo tras torneo. Si bien es verdad que cada vez juega menos torneos y se reserva para los grandes.

221 días en los que Djokovic ha recuperado el número uno del mundo y ha logrado con gran brillantez su tercer Open de Australia consecutivo. El serbio ha madurado, ya no se pone nervioso, y sólo frente a Wawrinka sufrió durante el quinto set. Su derecha ya no se puede atacar y parece que solo la vuelta de Nadal amenaza con molestar su trono.

Nadal volea una pelota en Viña del mar221 días en los que David Ferrer ha superado a Nadal en el ranking. Con justicia. El de Jávea ha alcanzado las semifinales en los últimos dos grandes y sólo una jugarreta de la ATP le privó de jugar dicha ronda en la Copa de Maestros. David es el primero del ranking de los “humanos” como él mismo suele decir.

221 días en los que las noticias que hemos tenido de Rafa han sido sus tweets solidarios, su apoyo a la ‘Armada’ en Praga y lo que su tío Toni nos iba dejando intuir tras sus palabras.

Ha pasado mucho tiempo y llevamos mucho tenis visto sin Nadal, demasiado, tanto que casi nos estábamos acostumbrando. Pero sobre todo, 221 días que deben haber curado la maltrecha rodilla del mejor tenista de la historia en tierra batida. Por eso seguramente vuelva sobre ella. Federico Delbonis será su primer escollo. Bienvenido, Rafa.