Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

La Script

María Guerra

Las críticas de La Script. Bruce Willis y su obsesión por los cristales

jungla2

'La jungla: Un buen día para morir'. Bruce Willis entra en bucle / María Guerra

Es difícil enterrar el hacha de guerra. A Bruce Willis le está costando lo suyo, pero nosotros no tenemos la culpa. 25 años después de 'La Jungla de Cristal' de John Mc Tiernan, Bruce Willis se autoproduce una atronadora entrega en la que abusa del vacile, el croma y lleva las escenas de acción hasta el delirio de lo inverosímil y lo eterno. Su policía John Mc Clane es ya casi sesentón, como el mismo Bruce Willis que está al borde de los 58. Su hija le lleva al aeropuerto de Nueva York con destino a Moscú para sacar a su díscolo hijo (Jai Courtney) de su mala vida en Rusia. Y de tal palo tal astilla: el chico resulta ser un agente de la CIA que tiene toda la mafia rusa pisándole los talones. Cuando el joven Mc Clane tiene la soga al cuello, llega su padre y se lían a tiros con los malos. La Jungla3 Y así durante 90 minutos, en los que destrozan un número indeterminado de coches y sobreviven a caídas brutales, explosiones nucleares y los tiroteos más variopintos. Mientras pasan los minutos, las balas les silban a su alrededor pero a la familia Mc Clane no se altera: siguen las bromas chulescas de Willis y la camiseta al final de la película acaba como unos zorros. Demasiado ruido y poca coherencia. La chulería no basta para mantener la saga viva. Bruce, deja que John Mc Clane se retire.

'Dos días en Nueva York'. A vueltas consigo misma / María Guerra

delpy1 La actriz y directora francesa Julie Delpy está definitivamente enganchada a sí misma. Y sabe sacarse el jugo riéndose de su sombra al estilo Woody Allen, pero ella en plan hipster treintañera, con todos los terrores propios de su generación. Empezó de musa de Kieslowski en Blanco allá por 1994, pero al año siguiente, en 1995, con el éxito de la comedia romántica 'Antes del Amanecer' de Richard Linklater, Delpy proclamó a los cuatro vientos que jamás volvería a ser musa de nadie y que tomaba el timón de su carrera. Desde entonces ha sido guionista de las dos secuelas de 'Antes del amanecer,' y ha dirigido varios largometrajes que siempre protagoniza. Delpy podría engrosar la lista de cineastas que se relamen solemnemente a sí mismas como Miranda July o Sarah Polley, sin embargo, afortunadamente ha optado por tomarse a guasa. Se agradece que nos ahorre mal trago de ver otra película más de alguien que hace de la banal experiencia de vivir una obra de arte. El problema es que tiende a repetirse y extender innecesariamente sus comedias egocentristas. delpy2 'Dos días en Nueva York' es una secuela de 'Dos días en París' (2007). Han pasado 5 años y el personaje de pija progre que interpreta Julie Delpy se ha separado de su novio Adam Goldberg con quien tuvo un hijo. Ahora, en lugar de visitar a su familia en París, son su padre y su hermana quienes pasan con ella y un nuevo novio, Chris Rock, un caótico fin de semana en Manhattan. Como ya hemos visto a su familia en varias películas, la mejor sin duda es 'Le Skylab', uno tiene la sensación de estar viendo por quinta vez el viejo álbum de los Delpy. Y sin embargo, hay que reconocer que Delpy es una buena retratista del psicodrama familiar en su faceta más cómica. Las situaciones de desbarajuste se repiten, pero ella teje diálogos tronchantes con absoluta naturalidad.

'Un plan perfecto'. La película donde Colin Firth enseña las piernas / Pepa Blanes

plan1 En el cine los grandes golpes, los atracos perfectos son siempre una apuesta segura. Lo hemos visto en Hithcock, en Kubrick, Wyler, Forqué,  o el propio Ronald Neame que en 1966 dirigió 'Ladrona por amor', con Michael Cane y Shirley MacLaine. Ahora, Michael Hoffmann da una vuelta a ese clásico y estrena 'Un plan perfecto' ('Gambit', es su título original). Y para hacerlo ha contado con los hermanos Cohen para escribir el guion. La historia no cambia mucho de la original. Colin Firth intepreta a un experto en arte que trabaja para Shabandar, un coleccionista millonario, y que aliado con una rubia cowboy -papel que interpreta Cameron Díaz- quiere estafar a su jefe vendiendole un falso Monet. El guion es predecible y nada del otro mundo, pero los Cohen crean algunas situaciones ingeniosas y divertidas, otras se estancan o se repiten, como la de los japoneses. La mejor de todas es ver al serio Colin Firth en calzoncillos pasearse por un hotel de lujo de Londres. Mientras, Cameron Díaz hace de rubia explosiva  -también enseña las piernas-  y pueblerina aterrizada de Texas, nada nuevo que vaya a sorprendernos. Los secundarios también son remarcables: Stanley Tucci y Alan Rickman. plan2 Después de ver 'Un plan perfecto' siempre nos quedaremos con la duda de qué película hubiera salido si los Cohen hubieran dirigido la cinta, además de firmar el guion. Un consejo: atentos a los títulos de crédito.

'La trama'. Rusell Crowe, ese alcalde / Pepa Blanes

trama2 Si la semana pasada nos decepcionaba (al menos a algunos) 'Gangster Squad', esta semana es 'La trama' la que tira por la borda las espectativas que teníamos (al menos algunos) sobre la llegada de una cinta de esas cintas que volviera a renovar el cine negro.  'La trama' podría haber sido un 'Chinatown' que mostrara la decadencia de la clase política y empresarial en la actualidad y las consecuencias de juntar ese poder sin control alguno. Sin embargo, se queda en una película más, con intriga pero llena de clichés y estereotipos. Demasiado forzada al tratar de contarnos el día día de unos políticos en la Nueva York contemporánea Podría haber sido una película memorable y sólo perdurará en la memoria por las lecturas políticas que podamos sacar de un alcalde corrupto cediendo unos terrenos a un mafioso empresario con el que tiene tratos, o por el espionaje de cargos públicos, o el juego sucio de los políticos... (y es que parece que el guion se haya escrito en España) Eso es lo más interesante que ofrece lo nuevo de Allen Hughes,  'La trama', cuyo título original ('Broken city') define muy bien el estado moral en el que se encuentran muchas de las ciudades actuales. trama3 En cuanto al reparto, Catherine Zeta-Jones aprueba como primera dama de la ciudad. Mark Wahlberg -que pasa de ser un ex policía a convertirse en detective privado, y en héroe de los neoyorquinos- es quien lleva el peso de la historia, aunque tampoco será recordado por este papel. Y el alcalde, Rusell Crowe, si había ganado puntos en 'Los miserables', aquí vuelve a perderlos.