Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

SER Consumidor

Jesús Soria

DOMINGOS, de 06:00 a 07:00H

Consumo: ¿Todo controlado? No, demasiado descontrol…

Los consumidores vivimos aparentemente protegidos por muchas leyes, normas, reglamentos, por instituciones y por organismos de todo tipo, incluso con el paraguas de muchas legislaciones de ámbito europeo. Pero el día a día nos dice que la realidad es bien distinta. Tengo la sensación de que, a veces, hay bastantes 'coladeros' que nos perjudican, incluso, y que dejan a muchos en muy mal lugar. Pensamos, por ejemplo, que la seguridad alimentaria es total, mucho más después de la crisis de las 'vacas locas' o, mucho más allá, el aceite de colza, pero estos días estamos viendo el escándalo de la carne de caballo – que no es mala ni peligrosa – en determinados productos alimentarios cuya base son otras carnes. Estamos hablando de una presencia no informada al usuario, ilegal por tanto, un fraude al consumidor, que han 'colado' diferentes empresas a marcas de prestigio y a los controles sanitarios internos, de las instituciones sanitarias y de consumo…  ¿Durante cuántos años? Mucho peor si se descubre que algunos de esos caballos que han terminado en el matadero y la lasaña, o la hamburguesa, podrían haber estado tratados con algún antiinflamatorio que podría haber llegado a la cadena alimentaria, es decir, al consumidor. Pensamos también que hay suficientes controles para evitar que las entidades  financieras nos puedan arruinar, pero ahí están los ejemplos de las preferentes, que va a dejar a miles y miles de usuarios sin una gran parte de sus ahorros, cuando no directamente en la ruina. Se podría decir que se ha  tolerado un engaño intolerable que, en muchos casos, se ha convertido en una auténtica estafa. Y lo que es peor, ahora no se da ninguna solución, ¡ni Europa lo tolera!, y serán los tribunales los que determinarán. Seguramente, a favor de los estafados.Y podríamos hablar de muchos casos más. Otro gol. Pensamos que fedatarios públicos como notarios y registradores no pueden cobrarnos más de la cuenta cuando los 'hipotecados' cancelaron sus hipotecas. Pero realmente se “equivocaron” al aplicar unos aranceles y, 'curiosamente', cobraron – según OCU- hasta 400 millones  extras. Y el  problema no es el cobro de esas cantidades, sino que confirmado por el Supremo que cobraron más de lo que deberían y pese al 'toque”' de atención en el Parlamento, siguen sin poner excesivo celo para que los clientes recuperen su dinero, como demostramos la semana pasada en Ser Consumidor. Pensamos que hay suficiente vigilancia y control para evitar la proliferación de 'productos milagro' y ahí están campando a sus anchas años y años cientos de productos engañosos, fraudulentos y hasta peligrosos a veces. Durante años se ha permitido que un producto como las famosas pulseras 'curalotodo' se vendieran como churros, vamos, que se forraran sus inventores. Al final, fueron los propios empresarios, sometidos a presión en otros países como EE.UU., quienes acabaran reconociendo el fraude. Y pensamos que hay suficientes normas que regulan la actividad de determinadas empresas como telefonía, electricidad, seguros, servicios de atención al cliente, etc como para evitar muchos de los fraudes, engaños y picaresca que sufrimos los consumidores y ya sabemos todos lo que nos pasa cada dos por tres con ciertos colectivos cuado tenemos algún problema con ellos... Sí, nosotros los consumidores a veces pecamos de ingenuos, vale. Pero es que son otros colectivos, mucho más preparados, con muchos más medios, a los que de verdad les están colando demasiados goles. Y lo peor: goles a quienes están precisamente para evitarlos.  Y eso cada día es más preocupante.