Cadena SER

Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

SER Historia

Nacho Ares

SÁBADOS, de 04:00 a 05:00H

Nuevos hallazgos en Villena

El Alcalde de Villena, Francisco Javier Esquembre, el catedrático de Prehistoria, Mauro Hernández, la Directora del Museo Arqueológico José María Soler, Laura Hernández y la concejala de Cultura, Isabel Micó, presentaron el pasado jueves 11 de abril los últimos hallazgos de oro realizados en las excavaciones del yacimiento del Cabezo Redondo el pasado verano

Los descubrimientos fueron una pulsera infantil de oro, así como unos pequeños remaches de oro, a modo de clavitos, de un collar

La pulsera es una pieza de doce milímetros de ancho con dos pasadores como cierre. Las primeras analíticas sobre la composición de la pulsera, hechas en los laboratorios del Instituto Valenciano de Conservación y Restauración (IVC+R), confirman que se trata de oro con un alto grado de pureza, con una pequeña aportación de plata.

Ese mismo día se conmemoró el 50º Aniversario del descubrimiento del Tesorillo del Cabezo Redondo con una conferencia impartida por Mauro Hernández, quien dio a conocer estos últimos hallazgos en el Cabezo Redondo. El acto finalizó con un concierto, en el que se estrenó en Villena la obra "El Cabecico Redondo"del compositor villenense Antonio Ferriz, interpretado por el quintento de la Universidad de Alicante Akra Leuka.

El cabezo Redondo

El Cabezo Redondo es un yacimiento arqueológico de la Edad del Bronce que se encuentra sobre un cerro a unos dos kilómetros del casco urbano de Villena. Es un asentamiento que estuvo habitado, aproximadamente, entre los años 1550 al 1100 a. C. y perteneció a la cultura de la Edad del Bronce, dentro del periodo del Bronce Tardío.

Con su profundo conocimiento del poblamiento prehistórico de Villena y su extraordinaria intuición arqueológica, José María Soler relacionó desde un primer momento el hallazgo del Tesoro de Villena con los habitantes del poblado del Cabezo Redondo. Se apoyaba en las similitudes entre algunos de sus cuencos de oro con las cerámicas que había recuperado en sus excavaciones y, en especial, con el Tesorillo del Cabezo Redondo, entre cuyos objetos de oro se encontraba un fragmento de pulsera similar a otras del Tesoro.

Las excavaciones realizadas en el Cabezo Redondo han confirmado las propuestas de Soler. Lo reflejan sus cerámicas, como las dos extraordinarias vasijas que se presentan en la vitrina que recuerdan las decoraciones de los cuencos de oro del Tesoro. Y también, una serie de pequeños objetos de oro que, por número y variedad, superan ampliamente a los registrados en otros poblados contemporáneos peninsulares.

Principales hallazgos

Tesorillo del Cabezo Redondo. Compuesto de 35 piezas de oro, pertenecientes a adorno personal (una diadema, anillos, pulseras, colgantes, espirales, cintillas, una cuenta de collar y un pequeño lingote de oro). El lote alcanza un peso de 150 gramos y fue descubierto en el mes de abril de 1963.

Tesoro de Villena. Aunque no fue hallado en el Cabezo Redondo, se piensa que estas joyas únicas en Europa, pudieron pertenecer a un personaje que vivió en este importante asentamiento villenense.

Otros hallazgos: restos de viviendas y construcciones pertenecientes al antiguo asentamiento, enterramientos, el ajuar doméstico de las viviendas (vasijas de cerámica), objetos de hueso, metal, piedra, fauna, barro, etc.

Últimos hallazgos excavaciones Cabezo Redondo: Destacan por su número los pequeños adornos en forma de cono o trompetilla que, si bien más pequeños, evocan a los del Tesorillo. Un anillo, con sus bordes cerrados hacia el interior, reproduce la forma de algunos de sus brazaletes. El pequeño clavo de sección cuadrada en la cara interna de las tachuelas en forma de casquete esférico es similar a los clavos que permiten la sujeción de los alambres del Tesoro. Excepcional ha sido el hallazgo en la campaña de excavaciones de 2012 entre las tierras quemadas de una casa, de más de 80 pequeños clavos de oro que formaban parte de los restos de un collar con eslabones de cobre o bronce y de una pulsera en forma de cinta, similar a las del Tesorillo, sujeta con pasadores, también de oro.

Estos objetos de oro se han encontrado en ambientes domésticos y en algunas de sus tumbas, tanto en las de adultos como en las de niños. Se confirma de este modo la existencia en el Cabezo Redondo de un grupo humano, cuyos descendientes heredan su privilegiada posición social. Acumularon mediante donación o intercambio un extraordinario tesoro de oro y plata, en forma de vasijas y adornos, que José María Soler recuperó hace 50 años en la Rambla del Panadero.

El Tesoro de Villena

Está compuesto por 66 objetos de oro, plata, hierro y ámbar con un peso de casi 10 kilos. Es el conjunto de orfebrería prehistórica más importante de la Península Ibérica y posiblemente de Europa. Las piezas de hierro son de las más antiguas halladas en España y corresponden a una fase en la que el hierro se consideraba metal precioso y, por tanto, atesorable. El original se encuentra en Villena y ha sido expuesto en Madrid, Alicante, Tokio, Kioto, etc. Existen dos réplicas del Tesoro, una de ellas se encuentra en la actualidad expuesta en el Castillo de Santa Bárbara de Alicante hasta el mes de septiembre. Lo encontró el 1 de diciembre de 1963 el arqueólogo José María Soler en la Rambla Panadero, situada a unos 7 kilómetros hacia el Norte de Villena.

Su descubridor: José María Soler

José María Soler García (Villena 30 de septiembre de 1905 — 25 de agosto de 1996) fue investido Doctor Honoris Causa en Arqueología por la Universidad de Alicante. Incansable investigador acerca de la Ciudad de Villena al que corresponde los descubrimientos del Tesoro de Villena, el Tesorillo del Cabezo Redondo y las primeras excavaciones en el Cabezo Redondo. Tiene numerosas publicaciones acerca de la Prehistoria, Historia, folclore y personajes ilustres de su ciudad natal. Fue nombrado Hijo Predilecto de Villena y el Museo Arqueológico lleva su nombre en su honor.

SER Historia 187 Tesoro de Villena 20-1-2013.