¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Ganará el peor

Ganará el peor, según todos los pronósticos. Ganarán los que menos lo merecen, los del juego sucio que han hecho más daño, ganarán los más tramposos y marrulleros. Este fin de semana ganarán los dos grandes que han empequeñecido el campo de juego. Ganarán los que tienen más oportunidades y más oportunidades han hurtado. Ganarán los que tienen más medios y nos han quitado de en medio. La final europea de este fin de semana la volverá a ganar el bipartidismo. Así será. Pero esta vez no ganarán por goleada. Ganarán los dos pero los dos saldrán perdiendo. Los dos perderán votos. Y eso que tienen la mayoría de los árbitros de su lado y los partidos comprados. Así, así gana el Madrid. Es cierto que van ganando. No les hemos colado ni un solo gol. Solo hemos evitado que nos cuelen algunos pero nos han metido docenas. Y sin embargo, los ciudadanos estamos recuperando terreno. Mientras ellos no han hecho más que perder en los últimos partidos, las propuestas ciudadanas y las alternativas políticas no han hecho más que ganar. Aunque ganen los de siempre, pierden más que nunca. Y creo que el país sale ganando, aunque aún haya millones que no quieren, no pueden o no se atreven a verlo. Ha sido una campaña patética. Los dos grandes han vuelto a monopolizar el debate con la inestimable ayuda de nosotros los medios y lo han arrastrado por el fango. En lugar de explicarnos cómo influye Europa en nuestras vidas y qué van a hacer para evitar que nos sigan sangrando, han vuelto a convertir la campaña en un intercambio de navajazos bajeros y entradas por detrás con los tacos por delante. Es lo que les conviene. Como dice Noam Chomsky: "La manera inteligente de mantener a la gente pasiva y obediente es limitar el espectro de lo que se considera opinión aceptable pero permitir debates encarnizados dentro de ese espectro." Tampoco lo han aprovechado los inmediatos perseguidores. Más que buscar la victoria, parece que se conforman con esperar la derrota de los grandes. Más que buscar el acierto, esperan el fallo del contrario. Pero no es tiempo de esperar porque no queda tiempo. No queda tiempo para los millones de parados, desahuciados, emigrados, enfermos, pobres, jóvenes y demás víctimas de la crisis de los que apenas se ha oído hablar en esta campaña. Hemos vuelto a ver un partido pésimo salvo contadísimas excepciones de ciudadanos que han vuelto al terreno de juego de la política. Pues es una semifinal importante la de este fin de semana. Nos jugamos mucho, no sólo porque Europa lleva años decidiendo nuestro futuro sino porque el resultado del domingo decidirá también las reglas de juego dentro de nuestro país. Por ahora siguen ganando los que juegan en nuestra contra. Como escribió El Roto y canta Ángel Petisme: "Os bajaremos los sueldos, os quitaremos derechos, nos llevaremos la pasta y además nos votaréis". Ya pero este año la Liga la ha ganado el Atlético. Contra todo pronóstico.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?