'LA HISTORIA VIRAL'

'El legado de Tibu': gallegos al agua

La historia viral de este martes tiene nombre propio, se llama 'El legado de tibu' y es una especie de juego que funciona a través de Facebook y que está arrasando especialmente en Galicia

Imagen del perfil de Facebook de 'El legado de Tibu' /

En este vídeo vemos a un chico vestido con ropa interior beis de mujer, una flor en cada oreja y los labios pintado de rojo meterse en una fuentecilla que decora una biblioteca pública de Compostela. Cuando sale, completamente mojado, todos los estudiantes le aplauden.

Este vídeo no es una locura aislada sino uno de los miles de vídeos que hay en YouTube en los que gallegos se tiran al agua de la forma más rara posible.

Se trata de una cadena viral. El funcionamiento es sencillo: el protagonista elige a tres personas y se pega un baño. Si esas personas nominadas no siguen la cadena y se bañan y nominan a otras tres, pierden el juego y tienen que pagarle una mariscada.

Todo empezó con Damián Pereira, alias El Tibu, un joven de 24 años de Camariñas que trabaja como ingeniero en Suiza. Hace unas semanas se enteró de una especie de juego que estaba de moda allí: bañarse y retar a otros a que lo hicieran. La cadena había empezado en Estados Unidos en abril (la familia de un bebé enfermo pidió que cada persona que se bañara en agua fría les donara una cantidad y subieran la prueba a internet). Para cuando Damián lo escuchó ya había perdido ese significado pero decidió nominar a unos amigos gallegos, que nominaron a otros, que nominaron a otros.

El grupo de Facebook en el que se organizan tiene 2.400 miembros. En YouTube hay más de 3.500 vídeos, el que más lleva es el de la biblioteca y los que menos no los ha visto nadie. Eso sin contar los que directamente se estén subiendo a Facebook.

Han participado alcaldes, diputados, gente joven, gente mayor... La gente se está bañando en el mar, en el río del pueblo, en fuentes, en charcos, en la bañera de casa... he visto vídeos grabados en lavaderos de coches, en el Támesis, ayer en la Puerta del Sol. La gente va disfrazada de cualquier cosa, a caballo, en bicicleta.

Es uno de los virales más contagiosos y divertidos de los últimos tiempos. Es como un Harlem Shake, algo absurdo y gracioso, pero al nominar a otros se le añade la parte de contagio, como en las viejas cadenas de la peseta que llegaban al buzón.

La historia viral: El legado de Tibu

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?