¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Contigo dentro

Celia Blanco

Madrugada del domingo al lunes de 01:30 a 02:30

Querer a dos parejas a la vez y no estar loco (¡Y que lo sepan!)

El poliamor es una relación amorosa, sexual y afectiva con más de una persona al mismo tiempo y con el consentimiento de todos los implicados

El poliamor se identifica con corrientes sociales que promueven la libertad /

Aunque sea un neologismo encontramos distintas formas de poliamor tanto en otras culturas como en épocas pasadas. No se trata de gente insatisfecha, ni promiscua, ni fóbica al compromiso. Simplemente son personas que aman, desean y quieren a su lado a más de una y no se esconden por ello.

Una mujer, dos hombres, una misma casa. Dentro de esas cuatro paredes los tres conviven y se respetan. Ella está enamorada de los dos y ambos lo saben y lo aceptan. Ella practica sexo con los dos, por separado, y ellos tienen una relación cordial. ¿El guión de una película de Woody Allen? No, poliamor.

En la canción 'Corazón loco', Antonio Machín se preguntaba cómo se puede querer a dos mujeres a la vez y no estar loco. Pues el caso es que se puede, y así ocurre dentro de las relaciones poliamorosas. Lo que pasa es que en el caso del cantante, se describía una infidelidad, y en el del poliamor no se trata de eso, ya que estas uniones se definen principalmente por dos condiciones indispensables: consentimiento y conocimiento.

Existen varias formas de poliamor, que van desde la poligamia, en la que una persona esta casada con varias a la vez, hasta el matrimonio grupal, en el que todos los miembros se encuentran en igualdad de condiciones frente a los demás. En ese sentido, también se dan relaciones poliamorosas en algunas tribus que, al tener sus redes relacionales de amor, sexo y amistad, establecen formas propias de unión entre sus miembros.

El poliamor en la historia

Si bien es difícil encontrar referencias históricas al poliamor como tal, sí se han dado numerosos casos de poligamia en muchas religiones. A pesar de que el catolicismo se fundamenta en la monogamia, los patriarcas del Antiguo Testamento eran polígamos. Así mismo, en sus orígenes, la doctrina mormona también consideraba la poligamia como una condición necesaria para llegar a ser dioses.

Ocurre lo mismo con aquellos países en los que se aplica la ley islámica en su interpretación más tradicional, ya que esta establece que un hombre puede tener hasta cuatro esposas, siempre que cada una de ellas tenga sus propios bienes.

Un término sujeto a confusión

Aunque la poligamia es un tipo de poliamor en la práctica son muy distintos, ya que mientras la poligamia está presente en sociedades con tradiciones muy arraigadas y arcaicas, el poliamor se identifica con corrientes sociales que promueven la libertad por encima de todo y por tanto, con un estilo de vida mucho menos sujeto a convenciones y normas establecidas.

Tampoco es lo mismo que una relación abierta, ya que en ese caso, se presupone que se trata de una pareja con libertad para mantener relaciones sexuales con terceros, pero no implica amor como tal.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?