¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Reflejos

David: "Soy espía y he investigado el tráfico de personas, las plantaciones de drogas y el fundamentalismo islámico"

David ha trabajado durante 12 años para el Centro Nacional de Inteligencia y ha cedido cuatro pasaportes al Museo del Espía.

www.museodelespia.com /

Desde el pasado 6 de octubre hasta el próximo sábado 25 se expone en el centro cultural Padre Vallet de Pozuelo, en Madrid, el primer Museo del Espía europeo. La idea surge de la necesidad de establecer un punto de encuentro destinado a la sociología e historia del espionaje en Europa, ya que el único existente hasta el momento está ubicado en Washington.

Allí podemos encontrar desde muñecos ataviados con las vestimentas de los Cuerpos de Seguridad del Estado, Geox o Tedax, hasta pasaportes falsos, cámaras, armas o documentos utilizados por los servicios de información. "Encontramos desde biblias, aparatos utilizados en la primera guerra mundial, un DNI falso..." afirma David Castillo, comisario de la exposición.

Todo ello ha sido cedido por aficionados de los servicios secretos y espías profesionales como Juan Alberto Perote o David Vidal. Este último ha trabajado para el Centro Nacional de Inteligencia durante 12 años y ha dejado 4 pasaportes para que sean expuestos en el museo.

En su caso, las misiones se concentraron sobre todo en África. Allí estableció una red de informadores para luchar contra redes de tráfico de inmigrantes, mujeres o niños, el fundamentalismo islámico o las plantaciones de droga. Para conseguir la información es imprescindible acercarse de forma personal a las fuentes, una tarea que no es nada sencilla: "La etapa más complicada es cuando ofreces a una persona trabajar para ti y se niega porque puede tener graves consecuencias. Por ello cuidamos mucho la selección de los reclutados" dice David Vidal.

Reflejos. Museo del espía

Reflejos. Museo del espía

Cargando