¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

OBITUARIOMuere el fiscal general del Estado, José Manuel Maza

Steve McQueen preparaba la fuga; Charles Bronson cavaba y Elmer Bernstein ponía la música

La Gran Evasión 01

 

Cuando en 1963 Elmer Bernstein compuso “La gran evasión” ya tenía un currículum admirable. Había ayudado a introducir el jazz en la música de cine con “El hombre del brazo de oro”; había sabido darle ritmo al western con “Los siete magníficos; potenciar el cine de gran espectáculo con “Los diez mandamientos” y mostrar su enorme sensibilidad musical con la bellísima “Matar a un ruiseñor”.

Con el director John Sturges trabajó en seis películas a lo largo de su carrera. En westerns como ya el mencionado “Los siete magníficos” o en melodramas como “Brotes de pasión” y “Una muchacha llamada Tamiko”. Bernstein siempre le citó como su cineasta favorito, con el que mejor se compenetraba, ya que depositaba en él una enorme confianza.

 

La Gran Evasión 03

 

“La gran evasión”, cuenta la historia de un grupo de oficiales ingleses y americanos de aviación recluidos en un campo de concentración durante la Segunda Guerra Mundial que planean una fuga masiva. La película está basada en hechos reales, una fuga que tuvo lugar en el campo Stalag Luft el 24 de marzo de 1944. Durante meses, los prisioneros cavaron tres túneles simultáneamente para poder escapar por uno de ellos en caso de que alguno fuera descubierto por los alemanes.

John Sturges reunió un reparto de actores verdaderamente espectacular para la película: James Coburn, Charles Bronson, James Garner, Richard Attemborough o Donald Plasence entre otros. Pero sobre todo destacaba la presencia de Steve McQueen. El “rey del cool” que daba vida al prisionero más irreductible de todos.

 

La Gran Evasión 05

 

Y a todos estos actores hay que sumar la música de Elmer Bernstein que se convierte en un personaje más en la fuga. Se trata de una partitura vibrante y eficaz. Y como corresponde al ambiente militar, muy rítmica en algunos pasajes. El tema principal es una marcha de tono alegre y algo socarrona. Trasmite el optimismo de los prisioneros a pesar de la dureza del cautiverio.

El tema acompaña siempre las visitas del personaje de Steve McQueen a la celda de aislamiento, la nevera, sugiriendo con su tono desenfadado la firme voluntad de éste de no desistir en sus tentativas de fuga.

 

 

Pero más allá del tema principal Elmer Bernstein ofrece en la banda sonora una amplia variedad de melodías. La música imprime intriga, tensión y peligro. Hay también algunas partes de comedia y relajamiento y tros pasajes más dramáticos, sobre todo en la parte final cuando poco a poco los fugados van siendo atrapados. Uno de los momentos más brillantes de la película y también de la banda sonora tiene que ver con una de las habilidades del personaje de Steve McQueen.

En su huída se hace con una moto y escapa con ella esquivando a las docenas de alemanes que le persiguen, saltando protecciones y evolucionando por una gran pradera. Unas escenas, por cierto, que rodó el propio Steve McQueen sin necesidad de dobles y que tienen de fondo otro de los temas más celebrados de la partitura.

 

La Gran Evasión 02

 

Al final de la película McQueen es enviado una vez más a la nevera y la marcha de Bernstein vuelve a aparecer para acompañar su entrada en la celda, convirtiendo de esta forma el fracaso en epopeya.

La mezcla de aventura, heroísmo, drama y humor hacen de “La gran evasión una película realmente inolvidable, y en ello, la música de Elmer Bernstein juega también un papel decisivo.

 

Magical Girl 02

 

Hoy conversamos con Carlos Vermut, el director de “Magical Girl”, la película que ganó la Concha de oro en el pasado festival de San Sebastián y el premio al mejor realizador. “Magical Girl” está protagonizada por Bárbara Lennie, José Sacristán y Luis Bermejo y es la historia de un profesor en paro que trata de hacer realidad el último deseo de su hija, una niña de 12 años, que padece un cáncer terminal y que no es otro que tener el vestido de la protagonista de una serie japonesa de dibujos animados.

La película no tiene banda sonora pero sí suenan varias y muy curiosas canciones, sobre todo “La niña de fuego” de Manolo Caracol.   Carlos Vermut nos ha comentado que llegó a ella de forma casual. Cuando escuchó una versión de este tema titulado “Ninja de Fuego” interpretado por el grupo Pony Bravo.

 

Magical Girl 01

 

Hoy viajamos a la ceremonia que se celebró el 11 de abril de 1983. Aquel fue el año de “Ghandi”, de “ET el extraterrestre”, de Meryl Streep y “La decisión de Sophie”, pero para los españoles fue sobre todo el año de una película: “Volver a empezar” de José Luis Garci que ganó el primer Oscar de la historia para el cine español en la categoría de mejor película de habla no inglesa.

 

Garci Oscar

 

Pero en la de “mejor canción” se recuerda aquel año especialmente porque por primera vez en la historia unos autores de canciones eran candidatos al Oscar por partida triple. En efecto, tres de las canciones nominadas tenían letras de Alan y Marilyn Bergman, un matrimonio que ha escrito muchas letras de canciones clásicas del cine como “The way we were” o “The windmills of your mind”.

La primera de sus tres nominaciones en aquella ceremonia era “It might be you”, tema central de la película “Tootsie”, que tenía música de Dave Grusin y estaba interpretada por Stephen Bishop.

 

 

También tenía letra del matrimonio Bergman una canción de “Amigos muy íntimos”, una comedia protagonizada por Burt Reynolds y Goldie Hawn. La canción se titulaba “How do you keep the music playing?” y la música era de otro ilustre de la música de cine, Michel Legrand. La interpretaban a dúo James Ingram y Patti Austin.

 

 

La tercera canción con letra de los Bergman era “If we were in love” de la película “Sí, Giorgio”. Era un film sobre el mundo de la ópera protagonizado por Luciano Pavarotti.

 

 

Pero ninguna de las tres anteriores era la favorita. Muchas más posibilidades de llevarse la estatuilla parecía tener “Eye of the Tiger” la canción que el grupo Survivor había compuesto para la película “Rocky III”. En los meses anteriores había sido número uno en las listas norteamericanas durantes seis semanas. Ganó también el Grammy y sus nueve millones de copias le convierten en uno de los sencillos más vendidos de todos los tiempos.

 

 

Finalmente la que se llevó el gato al agua no fue “La mirada del tigre” sino otro clasicazo de los años 80: “Up where we belong”, la canción de la película “Oficial y caballero” que cantaban Joe Cocker y Jennifer Warnes. Por cierto que, en contra de lo que pueda parecer, esta canción significó el único número uno en Estados Unidos que Joe Cocker ha conseguido en su larga carrera.

 

 

Vuelve el cine de tribunales con el estreno de “El juez”, una película protagonizada por el que la revista Forbes señalaba no hace mucho como el actor mejor pagado del mundo: Robert Downey Jr. La película la dirige un especialista en comedias como es David Dobkin, el realizador de “De boda en boda” o “El cambiazo”.

 

El Juez 01

 

De la música se ha encargado Thomas Newman un compositor que en los últimos 20 años ha sido nominado en once ocasiones a los Oscar aunque todavía no ha logrado el premio. Y eso que la genética debería ayudar ya que es hijo de Alfred Newman, el compositor que más veces ha ganado el Oscar de Hollywood, nueve en total. Sus tíos fueron Lionel y Emil Newman, también grandes compositores de cine, como en la actualidad lo son su hermano David o su primo, el cantante y autor Randy Newman.

En “El juez” Thomas Newman pone el telón de fondo musical a la historia de un abogado famoso que ha de regresar a su pueblo natal para asistir al entierro de su madre. El protagonista tiene una muy mala relación con su padre que es además el juez de ese pequeño pueblo. Sin embargo ambos deberán trabajar juntos cuando el juez es acusado de asesinato. Ha atropellado a un hombre con el que tenía cuentas pendientes y su hijo se hace cargo de su defensa. La película es un duelo interpretativo entre Robert Downey Junior y su padre el juez, al que da vida Robert Duvall.

 

El Juez 03

 

El estilo característico de Newman está presente en la banda sonora. Todo nos suena muy familiar. No faltan, por ejemplo, esas melodías minimalistas de piano que son marca de la casa.

Al mismo tiempo que la acción, la música hace también la transición de un género a otro. La película comienza como comedia pero poco a poco va derivando hacia el drama. Y como decimos, la música se acomoda también a ese cambio. De melodías optimistas y ligeras vamos pasando a otras más dramáticas. Ese es quizá uno de los rasgos más novedosos de la partitura de Newman, la abundante presencia de guitarras, en algunos casos guitarras con sabor a la América Profunda muy del estilo, por ejemplo, de Ry Cooder.

 

El Juez 02

 

Quizá esos críticos que la señalan como posible candidata al Oscar tengan razón al final pero a nosotros no nos parece uno de los mejores trabajos de Newman. La partitura tiene clase, elegancia y calidad, desde luego, la que suele ofrecer un gran compositor como es él, pero tal vez le falta esa chispa que la convierta en algo especial y distintivo. Si no fuera una banda sonora de Thomas Newman sería un disco de cine excelente, pero a él siempre le pedimos un poco más, que nos sorprenda, que nos emocione, y no simplemente que nos guste.

 

610_porter_intro

 

El pasado 15 de octubre se cumplieron 50 años de la muerte de Cole Porter, el famoso compositor norteamericano, autor de infinidad de canciones que hemos escuchado en muchísimas películas, operetas y comedias musicales. Y para recordarle hemos pensado echar un vistazo a “De-Lovely”, una de las películas que contaron su vida.

“De-Lovely”, que dirigió en 2007 Irwing Winkler, comienza precisamente hace 50 años, en Octubre de 1964, pocos días antes de la muerte del compositor. En las primeras escenas vemos a un Cole Porter viejo y enfermo, interpretado por Kevin Kline tocando el piano en su casa de Nueva York. De repente aparece un extraño personaje que le lleva a un teatro en donde se está preparando un musical sobre su vida y sobre el escenario van apareciendo todas aquellas personas que fueron importantes en su vida, empezando, claro, por él mismo.

 

De Lovely 01

 

“De-Lovely” deja a un lado la infancia del compositor y se centra en su vida adulta comenzando por su viaje a París en 1916. Allí estudió armonía y orquestación pero llevó una vida de play boy y conoció a la que fue su mujer, Linda Lee Thomas, una rica divorciada 8 años mayor que él y que le introdujo aún más en exclusivos ambientes sociales y que en el film está interpretada por Ashley Judd.

A diferencia de otra película biográfica sobre Cole Porte titulada “Noche y día”, protagonizada por Cary Grant, “De-Lovely” habla abiertamente de la homosexualidad del compositor, algo que sabía y aceptaba completamente su mujer.

 

De Lovely 03

 

La película muestra cómo el matrimonio se instaló en Hollywood en donde el músico escribió algunos de sus grandes éxitos. También muestra el accidente que sufrió Cole Porter montando a caballo por el que después de varias operaciones y muchos padecimientos tuvieron que amputarle una pierna. Un suceso que sumió al artista en una gran depresión.

Una de las propuestas más originales de “De-Lovely” es como están introducidas las canciones de Cole Porter a lo largo del film. Prácticamente todas ellas forman parte de ese musical que se esté representando sobre la vida del artista y están interpretadas por conocidos cantantes como Alanis Morissette, Elvis Costello o Diana Krall.

 

De Lovely 02

 

Tanto Ashley Judd como Kevin Kline fueron candidatos a los Globos de oro por sus papeles. “De-Lovely” no fue demasiado bien en las taquillas cuando se estrenó comercialmente pero en estos días, cuando se cumple el medio siglo de su muerte, es una recomendación obligada para recordar al hombre que compuso algunas de las mejores canciones americanas de la historia. Títulos como “Beguin de Beguine”, “I Love Paris”. “I’ve Got you Under My Skin”, “Anything Goes” , “Night and Day” y tantas y tantas otras más.

 

Pesadilla 02

 

Se acerca la fiesta de Halloween y TCM prepara una programación especial los días 31 de octubre y 1 de noviembre que helará la sangre de sus espectadores. Una de las películas que emite es “Pesadilla en Elm Street”,   la que inició la saga. Fue en 1984 cuando apareció por primera vez Freedy Krueger en las pesadillas de los adolescentes.

La película de Wes Craven revitalizó el “slasher”, es decir, el género del cine de terror con psicópata que empezaba a dar ya síntomas de agotamiento. El director comenzó a escribir el guión tres años antes, en 1981. Poco antes habían empezado a circular diversas noticias de unos refugiados camboyanos que sufrían unas horribles pesadillas debido a la guerra que habían padecido en su país. Muchos de ellos se negaban a dormir llegando incluso a fallecer debido a esos horribles sueños.

 

Pesadilla 01

 

Una vez escrito el guión no fue nada fácil rodar la película. Ningún gran estudio quería producirla. Finalmente fue una compañía independiente quien lo hizo aunque el rodaje estuvo a punto de suspenderse porque se quedaron sin presupuesto y no había dinero para pagar a los actores. Un reparto en el que aparecen algunas caras que luego se hicieron muy conocidas como un jovencísimo Johnny Deep que con este film debutó en el cine.

 

Pesadilla 03

 

Pero, claro, la indiscutible estrella es Freddy Krueger. El actor Robert Englund siguió interpretando a ese personaje durante 7 secuelas más y le convirtió a en uno de los iconos del cine de terror.

La música de Pesadilla en Elm Street fue compuesta por Charles Bernstein que prescindió de la orquestación tradicional empleando sintetizadores y varios efectos sonoros que transmitían al espectador el horror que se vivían dentro de los sueños de los adolescentes.

 

tarta1

 

Y como venimos haciendo en esta temporada nos vamos a despedir deseando feliz cumpleaños a un par de personajes relacionados con la música de cine. El martes que viene cumple 78 años el compositor británico Carl Davis, autor de bandas sonoras como “La mujer del teniente francés” o “El pico de las viudas”, y el lunes, día 27, cumple 75 años, John Cleese, uno de los miembros del grupo cómico Monthy Python y protagonista de películas como “Un pez llamado Wanda”.

 

johncleese-e1368560986721

 

Ya sabéis que los Phyton introducían canciones y números musicales en todas sus películas, actuaciones y programas de televisión y por eso vamos a despedir el programa escuchando uno de sus números clásicos: “The medical love song”, una canción en la que van recordando todas las enfermedades de transmisión sexual que existen para que las tengamos en cuenta.

Y esto es todo. Recordad que el programa se emite en la madrugada del domingo, de 5 a 6 y que desde el lunes podéis escuchar y bajaros los podcasts del programa de las páginas web cadenaser.com y canaltcm.com.

Feliz domingo a todos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?