¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

125 años de la muerte de un genio

De trabajar en una galería de arte a ser pastor protestante o misionero en una región minera de Bélgica y terminar siendo uno de los pintores más reconocidos en todo el mundo. Vincent Van Gogh tardó tan solo 10 años en pintar 900 cuadros y realizar más de 1600 dibujos.

Según él mismo dijo, “mi juventud fue triste, fría y estéril” y no fue hasta que se vio en la más absoluta miseria que con 27 años decidió dedicarse a la pintura, una afición que le llegó al trabajar en la adolescencia de marchante de arte. Se inscribió en la Academia de Bellas Artes de Bruselas, donde estudió dibujo y perspectiva y durante los dos primeros años realizó sus primeras acuarelas y naturalezas muertas, utilizando tonos apagados como en “Naturaleza muerta con col y zuencos” o “Los pobres y el dinero”.

Una de sus grandes obras llegó en 1885 “Los comedores de patatas” que le supuso un punto de inflexión ya que hasta entonces se había centrado en la representación de una sola figura y aquí se encontró con la dificultad de tener que coordinar a cinco personajes y conseguir relacionarlos. De esta primera etapa de su vida artística, Van Gogh plasmaba la vida que le rodeaba, como se demuestra en sus pinturas sobre las tejedoras o los mineros.

Otro de los puntos de inflexión en su obra surge cuando llega a Francia y descubre la obra de Rubens el cual le abre la perspectiva a los colores. Una vez instalado en Montmartre comienza a codearse con grandes artistas impresionistas como Gauguin, Cézanne o Pissarro quien le explica las nuevas teorías sobre la luz. De esta época de su vida podemos rescatar tres retratos de Julien Tanguy, así como la copia de láminas japonesas. Pero por el contrario, su salud empeoró, primero por contraer la Sífilis y después por la absenta y la fatiga mental que agravaron su condición física.

A partir de 1888 se mudó a Árles, en el sur de Francia donde quería crear un taller de artistas y para eso se instaló en “la casa amarilla” donde realizó diversas series de pinturas para decorar la casa, entre ellas “Jarro con doce girasoles”. Van Gogh invitó a Paul Gauguin a vivir con él para ayudarle en este proyecto

Amigos y enemigos íntimos

La relación entre ambos era complicada debido al gran temperamento de ambos, hasta el punto que dio origen a una de las explicaciones acerca del motivo por el que Van Gogh perdió parte de la oreja izquierda. Supuestamente este persiguió con una navaja por la noche a Gauguin y se acabó automutilando y envolviendo el lóbulo en un paño para ofrecérselo a una prostituta de un burdel de Arlés. Al día siguiente la policía le encontró inconsciente en su casa y le trasladaron al hospital donde estuvo 14 días ingresado.

79 cuadros en 69 días

Durante los últimos meses de su vida, Vincent llegó a realizar hasta 500 obras hasta que sufrió una nueva crisis depresiva que le llevó a dispararse en el pecho con un revolver mientras paseaba por el campo. Murió en su cama dos días después en brazos de su hermano Theo, el único que le apoyo desde pequeño, el que le mantuvo en los peores momentos de su vida y con el que tuvo una correspondencia durante toda su vida que asciende a más de 650 cartas.

En 2011 surgió una nueva teoría acerca de la muerte del artista, en la cual se dice que murió accidentalmente debido a un disparo realizado por dos muchachos que jugaban con una pistola y a los cuales conocía el pintor por lo que no quiso incriminarlos.

Cargando