¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

EL EDITORIAL DE CARLES FRANCINO

¡¡¡¡Mucha mierda!!!!

"Un país que maltrata de esta forma su cultura es evidente que tiene un problema. A ver si al final tendremos que cambiar el significado de aquella frase con la que se desea suerte en los estrenos; hoy casi serviría más como descripción del panorama: ¡“Mucha mierda”!. Sí, efectivamente: demasiada mierda."

Alguien tiene que estar muy hecho polvo, o muy indignado, o las dos cosas…..para aparcar algo tan vocacional como ser actor.  ¡Ojo!, no aparcarlo porque te hayas cansado, o no te salga trabajo, o hayas decidido darle un giro a tu vida. No, no, nada de eso; la historia que hoy nos encontramos al abrir 'La Ventana' es la de alguien que, aun amando el oficio, incluso habiendo ganado un premio por explicar cómo el teatro es un acto de resistencia,….pues ha decidido bajarse del escenario…..simplemente por dignidad.

Se llama Carlos Olalla, le conocen ustedes –y si no vean su foto en La ventana.es- por multitud de series, de películas, de obras de teatro; está ya cerca de los 60, en esa edad tan valiosa por la experiencia pero que tanto penaliza ahora en los departamentos de recursos humanos, y resulta que anoche interpretó su última función en el Teatro Alfil, de Madrid. Bueno, última, de momento, porque su promesa es no volver hasta que baje de una vez este maldito IVA cultural del 21%.

Yo creo que es un caso muy interesante, porque ni suena a pataleta, ni a calentón sino que da visibilidad, desde la modestia del gesto individual, a un problema general que no sólo ennegrece la imagen del actual Gobierno sino del país entero. Porque un país que maltrata de esta forma su cultura es evidente que tiene un problema. A ver si al final tendremos que cambiar el significado de aquella frase con la que se desea suerte en los estrenos; hoy casi serviría más como descripción del panorama: ¡“Mucha mierda”!. Sí, efectivamente: demasiada mierda.

Cargando