¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

DÍA INTERNACIONAL PARA LAS PERSONAS SORDAS

Tengo derecho a oírte sin arruinarme

Padres con hijos sordos han comenzado a tatuarse dibujos con forma de audífono para solidarizarse con sus pequeños. Reclaman precios más asequibles, así como la financiación del Estado para que este tipo de implante sea universal.

Rafael, padre de Alex -de 12 años-, se ha tatuado un implante coclear como el que lleva su hijo para demostrar su cariño y como muestra de protesta para reclamar precios más accesibles de estos dispositivos y audífonos /

Martina tiene dos años y cuatro meses, vive en Sevilla y fue un bebé prematuro: nació a las 33 semanas con un paro cardíaco que se prolongó durante más de 10 minutos. Como consecuencia de ese proceso sufre una hipocausia, pero desde mayo puede escuchar gracias a un implante coclear. El Estado financia el coste de la operación pero no su mantenimiento: sus baterías, cableado y soportes de plástico suponen un gasto de 500-600 euros al año.

Noelia, durante la elaboración del tatuaje / CHANGE

Su madre, Noelia González, lanzó una iniciativa a través de Facebook para reunir tapones y conseguir fondos para afrontar los costes de la operación, así como el mantenimiento de los audífonos. Ahora ha decidido tatuarse uno de estos implantes en la cabeza para llamar la atención por los precios de estos dispositivos.

El gesto de Noelia y de otros padres coincide además con la celebración del Día Internacional para las Personas Sordas, así como con una iniciativa ciudadana publicada en Change que reclama al Estado la financiación del mantenimiento de estos procesadores. "Todo el mundo tiene derecho a escuchar y ser escuchado. Un audífono no es un lujo, es una necesidad", sentencia Noelia.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?