Últimas noticias Hemeroteca

Casi setenta colectivos reivindican una ley de víctimas del franquismo

Reclaman el mismo reconocimiento jurídico que tienen las víctimas del terrorismo

Las voces de miles de víctimas del franquismo resonarán hoy en Madrid en el primer encuentro estatal de colectivos de memoria histórica, que reunirá a 67 organizaciones. Un foro que tiene el apoyo de Izquierda Unida, que ayer arropó está presentación en una jornada parlamentaria en el Congreso.

Ante la cercanía de la cita con las urnas, estos colectivos instarán a todos los partidos políticos a que no olviden en sus programas electorales a las víctimas de la dictadura, muchas de las cuales siguen buscando a sus desaparecidos enterrados en cunetas o fosas comunes, a sus niños robados, o que esperan que sus verdugos puedan responder de sus crímenes.

Entre las reivincaciones que se plantearán en este encuentro figura la exigencia de una "Ley de Víctimas del Franquismo" a desarrollar durante la próxima legislatura y que, según Arturo Peinado, presidente de la Federación Estatal de Foros por la Memoria, "debe lograr, de una vez por todas el reconocimiento político y jurídico de las víctimas del franquismo".

Jornada 'Memoria histórica y víctimas del terrorismo'. / Izquierda Unida

"Las victimas del franquismo tendrían que tener el mismo estatus jurídico que las víctimas del terrorismo, ni mejor ni peor, el mismo. Si unas tienen derecho a justicia, memoria y reparación, no veo por qué las otras no. Lo más sangrante es que el elemento diferenciador entre unos colectivos y otros, no es su condición de víctimas conforme a la definición de los organismos internacionales, sino la identidad de los verdugos, si los verdugos son unos tienen derecho a todo, y si los verdugos son otros, no tenemos derecho a nada ", explica Peinado.

Sin memoria no hay democracia, reza el lema de este encuentro, y con ese objetivo los colectivos de memoria quieren enviar sus peticiones a todas las fuerzas políticas que se presentarán a las elecciones para que "se retraten en su condena de los crímenes franquistas y la reparación a las víctimas".

Las propuestas abarcan un largo abanico de agravios y luchas pendientes. Entre ellos, la búsqueda de los casi 115.000 desaparecidos que, según la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica, continúan enterrados en cunetas y fosas comunes de toda España. En los últimos quince años sólo se han realizado 6.200 exhumaciones, entre ellas la de Victorino Pereda, cuya hija Beatriz logró recuperar los restos de su padre en 2007.

"A mi padre se lo llevaron cuando mi madre estaba embarazada de tres meses de mi y le dijeron que se había marchado fuera de España, pero ella nunca lo creyó. Mi madre murió pidiéndome que no dejara de buscarle y eso hice".

Un deseo que pudo hacer realidad sesenta y tres años después cuando un día de julio de 2007, y gracias a la ayuda del Foro por la Memoria, pudo recuperar los restos de su padre, asesinado en la sierra de Villuercas, en Cáceres, y enterrado en la puerta del cementerio del pueblo de Roturas de Cabañas, cuyo sacerdote señaló el lugar para que "todo el mundo puediera pisar la tumba del rojo".

"No lo busqué con rencor, sino por afán de justicia, porque no era justo que mi padre estuviera en una fosa como un criminal, cuando él no hizo la guerra, sólo defendió a un gobierno legítimo, el de la República, nada más", explica Beatriz Pereda con la foto de su padre prendida en el pecho.

En el encuentro también se abordará la búsqueda de los llamados "niños robados" con una petición a los partidos y a la justicia para que haya investigaciones efectivas que permitan recuperar las identidades reales, encausar a los culpables y judicializar las causas, señala a la Ser, Soledad Luque, de la Asociación "Todos los niños robados son nuestros niños".

Luque pide una Fiscalía especializada en la investigación de crímenes del franquismo que también incluya el robo de los miles de recien nacidos apartados de sus familias en hospitales y maternidades de todo el país. "Entre el año 40 y el 52 se estima que hubo 30.000 niños robados, según un estudio incluido en el auto del juez Garzón. A partir de 1952, la cifra es sencillamente incalculable", explica Luque quien acusa al Gobierno del PP de haber obstaculizado cualquier investigación. "Hay 1.800 denuncias presentadas, de las cuales 1.400 ya han sido archivadas", lamenta.

Pese al olvido de todos estos años, las víctimas no pierden la esperanza. No lo hace Victor Díaz, que a sus 80 años, y tras haber pasado 9 en las cárceles franquistas, recuerda como si fuera ayer el día en que le detuvieron "fue por ser afiliado del PCE y por haber hecho una huelga en una fábrica de Villaverde. Estaba recién casado y con un bebé de 8 meses cuando siete miembros de la Brigada Político Social echaron la puerta abajo, fue brutal. Y luego la cárcel, y la vida te cambia para siempre". Hoy, sin embargo, no hay rencor en sus palabras sino ilusión porque las cosas puedan cambiar en España y también para las víctimas.

"Hay que situar estas reivindicaciones en la agenda política y en el programa de los partidos que se presentan a las elecciones. Sin memoria no hay democracia. Llevamos demasiado tiempo esperando".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?