"Un chico me cogió la mano y me dijo que eran como ratas encerradas en un gueto. Decidí ayudarles"

Latifa Ibn Ziaten, madre de la primera víctima del terrorismo en suelo francés, trabaja para transformar el odio en tolerancia.

11 de marzo de 2012. Comienza el primer episodio de terror que vivirá Francia en los próximo años. El país se enfrenta a atentados y a terroristas diferentes pero a una misma amenaza y a un mismo resultado: un reguero de muerte y de víctimas inocentes. La primera de ellas fue, aquel día de marzo, Imad Ibn Ziaten, un militar que vivía en Toulouse e intentaba vender su moto. El falso comprador era Mohamed Merah, el terrorista que le asesinó.

Cambio odio por tolerancia

Hablamos con su madre, con una mujer que ha encontrado en el dolor, la fortaleza para enterrar el odio y generar tolerancia y respeto en las cárceles, en los centros de detención, en los colegios e institutos de los barrios más deprimidos de Francia. A todos estos lugares llega la “Asociación Imad Ibn Ziaten por la juventud y la paz”, creada en honor a un joven de apenas 30 años que ella describe como su confidente, su alma gemela, su hijo.

Latifa Ibn Ziaten participa en el VI encuentro "Mujeres que transforman el mundo" que se celebra en Segovia. Todavía le cuesta escuchar el nombre de Mohamed Merah pero relata con serenidad cómo, buscando en el gimnasio dónde murió su hijo, siguiendo sus huellas, el rastro de su sangre, intentado descubrir el mensaje que le podía haber dejado, llegó al barrio donde creció su asesino. Allí encontró respuestas. “Le pregunté a unos chicos si le conocían y un joven, sonriendo, me dijo que aquel hombre era un mártir, un héroe del Islam que había obligado a Francia a arrodillarse matando a 7 personas. En ese momento me di cuenta de que tenía que tenderles la mano. No quería que ninguno de aquellos jóvenes acabara siendo un terrorista”.

Todos somos ciudadanos franceses

Latifa considera a estos chicos víctimas de un país, de una sociedad que no ha sabido integrarles, que no ha sabido dar respuesta a sus inquietudes y a sus frustraciones. “Uno de ellos me cogió la mano como a una madre y me dijo: Señora, mire dónde vivimos, mire este barrio, este gueto cerrado. Cuando se encierra a las ratas, se deprimen, y terminan causando daño a la sociedad. Esto es lo que somos porque la República nos ha olvidado. Les dije que ellos también eran ciudadanos franceses, que tenían que buscar su propio camino, que tenían que hacer algo y uno de ellos me contestó: yo ya estoy muerto y solo tengo 25 años, pero usted es una madre especial. Le aconsejo que transmita este mensaje a mis hermanos, a todos esos jóvenes que ve. Solo unos meses más tarde, Latifa supo que aquel joven había perdido la vida en Iraq.

Esta mujer musulmana que, con apenas 18 años dejó su Marruecos natal para trasladarse a Francia con su marido, y que ha transmitido a sus hijos su profunda convicción en el diálogo, habla con un ritmo pausado, buscando la palabra exacta que explique sus pensamientos, sus experiencias. “Francia tardará años en reparar el daño que ha hecho al permitir que se crearan estos guetos. Mientras, hay que trabajar con los padres, con los jóvenes que se sienten excluidos. Yo movería montañas para que estos chicos no caigan en el fanatismo”.

Latifa ha pasado del grito del dolor a este grito de esperanza con el que ha convencido a muchos jóvenes para que no viajen a Siria. “He salvado sus vidas y las de aquellos a quienes hubieran matado”. Esta es su lucha, el trabajo que hace para construir la paz en un mundo amenazado por Boko Haram, Al Qaeda, Daes... grupos terroristas cuyo terror no entienden de fronteras.

Detrás del terror

¿Cómo surgen?, ¿cómo se finacian?, ¿qué objetivos persiguen?, ¿cómo difunden y amplifican sus mensajes estos grupos? Buscamos respuestas con la ayuda de Isabel Romero, Presidenta de la Junta Islámica en España y Directora del Instituto Halal, Javier Martín, Delegado de la Agencia Efe para el norte de África y autor del libro “Estado Islámico. Geopolítica del Caos”, Loretta Napoleoni, Experta en redes de financiación del terrorismo y asesora de diferentes gobiernos en esta materia, además de economista, politóloga, periodista y escritora. Su último libro es “El fénix islamista”.

Se suman a la conversación Guillermo Altares, Periodista del diario El País que ha cubierto los atentados de enero y noviembre en París y Tíscar Espigares, Responsable de la Comunidad católica de San Egidio en Madrid que ha participado en diferentes procesos de paz en todo el mundo.

Escucha el diálogo completo

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?